Cuáles son los mejores 5 vinos importados que se consiguen en Bs As

La apertura de las importaciones beneficia la llegada de ejemplares de distintos países productores, lo que hace aún más atractiva la oferta de vinos en la ciudad. Aquí una selección de etiquetas de todo el mundo.
En los últimos 15 años, los argentinos amantes del vino descubrieron las distintas zonas y regiones vitivinícolas del país y el amplio e interesante abanico de estilos de tintos, blancos y espumantes que las bodegas locales ofrecen. En la actualidad, la apertura de las importaciones permite descubrir vinos de otros terruños y países productores que son diferentes a los argentinos.
En los últimos dos años varias distribuidoras empezaron a importar cada vez más vinos extranjeros, tanto de grandes establecimientos de renombre como de pequeñas bodegas boutique y proyectos autorales. Los Barolo italianos, los blancos frescos chilenos, los Pinot Noir de Nueva Zelanda o los Borgoña franceses son solo algunos de los que causan mayor impacto entre los consumidores locales. A continuación, una selección de etiquetas foráneas disponibles en el mercado argentino.
De Martino Reserva Legado Sauvignon Blanc 2016 (Chile)
Un Sauvignon Blanc bien típico de esta zona de Chile (Denominación de Origen Casablanca), herbáceo, fresco y vital, con muy buena tensión y acidez. De Martino tiene vinos en muchas regiones de Chile y siempre las variedades elegidas representan claramente la expresión de terroir de la zona. Su bajo alcohol (12,5) lo hace fácil de beber. Refrescante con notas cítricas y crocantes en la boca. Un vino ideal para para disfrutar con ceviches, sushi y entradas frescas y aromáticas.
Pipeño País Vino Natural, Cacique Maravilla 2016 (Chile)
Viene en botella de litro “pa que no falte”, dice el inigualable Manuel Moraga (enólogo), personaje mítico en su región de Yumbel (Región del Biobío). Los vinos naturales tan de moda en el mundo responden no solo a una forma natural de elaboración, sino también a un concepto de vida de su productor en conjunto con el viñedo. Aquí, bien al sur de Chile, con un clima frío, seco y bastante agreste, los vinos lucen desnudos con toda su expresión intocable. Fácil de beber, con 11% de alcohol, País es un tinto para tomar en todo momento.
Dog Point Pinot Noir Marlborough 2013 (Nueva Zelanda)
La gran expresión y pureza de los vinos neozelandeses desmitificaron el concepto de ejemplares intensos y cargados de madera que alguna vez tuvieron como estigma. Esta pequeña región ubicada en el norte de la Isla Sur (Marlborough) produce un tinto fragante y fresco, que incluso teniendo paso por madera preserva la identidad de la zona, la expresión de fruta roja como cereza y frambuesa, y el delicado final un poco blendeado con la especia que aporta la barrica. Es amable y gentil; va de maravillas con pescados y cerdo.
Brunello di Montalcino Mocali 2010 (Italia)
Rey de la Toscana, es la Denominación de Origen más preciada de Italia junto a Barolo y Barbaresco. El cepaje que lo compone en su gran mayoría es Sangiovese, con algún agregado de variedades locales que terminan de redondearlo en porcentajes mínimos. Un gran vino de guarda que solo genera placer por su complejidad, personalidad y elegancia, y si le agregamos que 2010 ha sido una de las mejores cosechas de la década, garantizamos la felicidad del consumidor.
Ceretto Bricco Rocche, Barolo DOCG 2011 (Italia)
Barolo es el gran vino italiano que reina en las colinas del Piamonte. Austero, tenso, profundo, con notas a hongos, trufas, hojas del bosque y con un increíble largo en boca. Ceretto es el gran productor de Barolo en la región de Alba, y elabora este vino cien por ciento Sangiovese que honra el estilo elegante, su personalidad y su gran capacidad de guarda. Un Barolo siempre hay que esperarlo, tanto en la cava por unos años, como una vez abierto unos minutos en el decantador.
#Dónde beberlos o comprarlos
– Salumería: El Salvador 5777. Tel 4778-0655
– Bar du Marché: Nicaragua 6002. Tel 4778-1050
– M Street Bar: Nicaragua 5935. Tel 4776-8602
FUENTE: El Cronista