Crisis en Justicia, inquietud por Formosa y primer avance en el Congreso, los temas de la semana

Crisis en Justicia, inquietud por Formosa y primer avance en el Congreso, los temas de la semana

Después de un fin de semana cruzado por versiones, Alberto Fernández agregó a su agenda la necesidad de resolver el camino menos costoso para superar la crisis planteada en el Ministerio de Justicia. El Presidente aspiraría a mantener en el cargo a Marcela Losardo y habló con ella varias veces desde el viernes último, luego de que trascendiera que la funcionaria quiere dejar su despacho a raíz de la última escalada del Gobierno contra el Poder Judicial, que también involucra al Congreso. Todas las miradas internas están concentradas en ese desenlace. Pero sin desatender la situación planteada en Formosa.

Fuentes del Gobierno afirman que la salida de Losardo es prácticamente un hecho. Pero el Presidente enfrenta un difícil problema para definir reempalzante y en su entorno admiten que el costo sería inevitable. Por eso, Alberto Fernández intentó convencer a la ministra -amiga y socia en la profesión- de su continuidad al frente del Ministerio.

La ministra venía acumulando cuestionamientos del kirchnerismo duro, decidido a profundizar su carga contra la Justicia por las causas de corrupción, con el argumento del lawfare. El discurso presidencial ante la Asamblea Legislativa, hace una semana, incluyó algunos puntos que al parecer no habrían sido definidos aún en el interior del Gabinete, como la formación de una bicameral para investigar a jueces y el impulso a un tribunal intermedio que le reste atribuciones a la Corte Suprema.

El problema es que la salida de Losardo sería interpretada como el resultado de presiones de Cristina Fernández de Kirchner, que redobló la apuesta al hablar ante la Cámara de Casación. A eso se agregan las especulaciones sobre posibles sucesores.

El nombre más repetido durante el fin de semana fue el del diputado rionegrino Martín Soria, kirchnerista duro y promotor de recientes denuncias contra lo que el oficialismo define como “mesa judicial” del macrismo. La otra alternativa sería el ascenso de Juan Martín Mena, virtual viceministro y de relación directa con CFK.

No es el único tema que ocupó al Presidente durante el fin de semana. También sigue de cerca el inesperado conflicto de Formosa. Hubo protestas por las nuevas restricciones sociales frente al coronavirus y una dura represión. El Gobierno y el oficialismo en general respaldaron a Gildo Insfrán y apuntaron contra la oposición y los medios.

En medio de la polémica, que enfrentó a funcionarios con algunos dirigentes de Juntos por el Cambio, está previsto que hoy continúen las protestas.

En este contexto, el Gobierno buscará avanzar con su propia agenda. Tiene previsto nuevos capítulos de las mesas de negociación sobre precios y salarios. Y reponer la actividad en el Congreso, aunque por ahora sin perspectivas para sus proyectos judiciales.

En cambio, todo indica que esta semana Diputados comenzará a tratar en comisiones dos proyectos de interés. Se trata de las modificaciones al impuesto a la Ganancias y la actualización del monotributo. La idea es apurar el trámite y votarlo en una o dos semanas.