Créditos UVA: beneficios y riesgos de una tendencia en alza

El crédito UVA es un préstamo que se conoce de esa manera ya que se ajusta por Unidades de Valor Adquisitivo. Se trata de una unidad de medida creada por el Banco Central para fomentar el crédito hipotecario. Esa unidad de medida se componje básicamente por una tasa fija a lo largo de la vida del préstamo y por una indexación del capital, ajustable por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que varía de acuerdo a la inflación. Esto significa que los efectos de la inflación o evolución de los precios tienen correlación en el monto del capital adeudado y también en el monto de los intereses a pagar ya que se calcularán sobre un importe que se ajusta en su valor.
Hoy los créditos hipotecarios UVA se constituyeron en el segmento de mayor incremento del conjunto de préstamos del sistema financiero, según el Banco Central. En enero, el incremento en pesos fue de $12.150 millones, con un alza acumulada en los últimos 12 meses del 118,2%. Sin embargo, los economistas advierten sobre los riesgos y las ventajas de sacar un crédito de este tipo:
Una de las principales ventajas es la inclusión. Al tener una cuota inicial muy baja, más personas pueden calificar, lo cual facilita después de muchos años que las familias discutan la posibilidad de tomar un crédito. La franja beneficiada por este tipo de préstamos, se ubica entre 20.000 y 60.000 pesos mensuales de ingreso familiar. La mayor desventaja, es que la cuota deja de ser fija y se actualiza por inflación, con inflación creciente, aumenta tanto el capital adeudado como en los intereses, y este es quizás el gran punto de riesgo que tiene esta línea crediticia.
Otro punto dificil es el porcentaje de los ingresos familiares que se destinará a cuota mensual. Si bien los bancos toman entre el 20 por ciento y el 25 por ciento del total de los ingresos familiares para la cuota del préstamo UVA, muchos sugieren no afectar más allá del 20 por ciento, para estar “cubiertos” por las subas inflacionarias, más aun teniendo en cuenta que los contratos son a 30 años de plazo, “una eternidad” en el contexto de hoy. Sin embargo 5 puntos de diferencia en una cuota, si bien ponen cierta cobertura a la ecuación inflación-paritaria, también quita oportunidades de compra, al significar menor dinero disponible para comprar la vivienda.
Los créditos hipotecarios UVA se constituyeron en el segmento de mayor incremento del conjunto de préstamos del sistema financiero, según el Banco Central. En enero, el incremento en pesos fue de $12.150 millones, con un alza acumulada en los últimos 12 meses del 118,2%. El Banco de la Provincia de Buenos Aires registró en enero un pico récord en su concesión de créditos en la modalidad UVA, al superar los 100.000 en una semana, informó la entidad financiera estatal. (Fuente: Télam)