Crece la pelea entre Gobierno y oposición, con las vacunas como telón de fondo

Crece la pelea entre Gobierno y oposición, con las vacunas como telón de fondo

Apenas regresó de su visita a México, Alberto Fernández dio una señal clara sobre el tema que ha quedado al tope de la agenda política: la vacunación contra el coronavirus y, como expresión desgastante, las irregularidades resumidas en el vacunagate. La oposición criticó con dureza al Gobierno y como parte de la tensión creciente, desde el oficialismo se decidió cargar contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con acusaciones sobre el plan de asistencia dispuesto en la Ciudad de Buenos Aires.

Alberto Fernández encabezó en Corrientes el acto oficial de homenaje a San Martín. Y más allá de definiciones con referencias a la Historia, que agitaron de inmediato las redes sociales, el Presidente mostró la decisión de enfocar su discurso en la oposición y en los medios, como reacción frente al escándalo de las vacunas. Antes, todavía en México, había sido especialmente duro con la Justicia.

Juntos por el Cambio había reaccionado con fuertes declaraciones frente al vacunagate y las posteriores expresiones del Presidente. Pero además, decidió llevar el tema al Congreso, con pedidos de virtual interpelación a la nueva ministra de Salud, Carla Vizzotti.

A eso se agregó la decisión abierta de algunos dirigentes de la denominada ala dura, como Patricia Bullrich, pero también de referentes radicales y de Elisa Carrió, de alentar las movilizaciones convocadas para este sábado a través de las redes sociales.

El agregado de las últimas horas fue la condena a Lázaro Báez y otros procesados en la causa por la Ruta del dinero K, que remite a Cristina Kirchner y ex funcionarios por lo que se considera el delito precedente del lavado de dinero: por los contratos de obras públicas. Ese hecho agrandó la consigna con condenas a la corrupción.

Desde el oficialismo, se buscó minimizar los casos de vacunaciones de privilegio y al mismo tiempo se puso la mira en Rodríguez Larreta, con cuestionamientos a los acuerdos con obras sociales y hospitales privados para la atención del personal de salud y la primera fase con personas consideradas de riesgo. Hubo incluso una denuncia judicial. Y ayer mismo, una fuerte réplica en boca del vicejefe de gobierno. Diego Santilli.

Sectores del oficialismo también comenzaron a moverse para la “pelea por la calle”. La idea es movilizar sus estructuras aprovechando el acto institucional que el lunes encabezará el Presidente en el Congreso: la inauguración de un nuevo período de sesiones ordinarias.