Crece la economía catalana en el segundo trimestre

Crece la economía catalana en el segundo trimestre

La economía catalana ha crecido un 19,1% interanual en el segundo trimestre del año, siete décimas por debajo del alza que ha experimentado el conjunto de la economía española, aunque se trata del primer incremento registrado desde el cuarto trimestre de 2019.

Según el Institut d’Estadística de Catalunya (Idescat), en términos intertrimestrales, la economía catalana ha registrado una subida del 4,1%, más de un punto por encima que la tasa española (2,8%).

La variación interanual del PIB durante el segundo trimestre de 2021 es más de 20 puntos superior a la del trimestre anterior, debido al comportamiento “anómalamente negativo” de la economía catalana en el mismo periodo de 2020, cuando se registró una caída del 21,6 % por el efecto de las restricciones adoptadas para contener la pandemia.

En el segundo trimestre de este año, todos los sectores económicos han presentado tasas de variación interanuales positivas, gracias a la “normalización” de la actividad económica a raíz de una mejor situación sanitaria durante el período analizado y de la finalización del estado de alarma el 9 de mayo de 2021.

La industria lidera

La industria, con una tasa interanual del 24,3 %, lidera la recuperación de la economía catalana y algunos indicadores de actividad han permitido conseguir niveles parecidos a los de 2019.

Algunos subsectores, como la alimentación, la química y los vehículos de motor, muestran un crecimiento notable de las ventas, coincidiendo también con una gran dinamismo exportador.

La evolución de los servicios ha mostrado una tasa de variación del 17,6 %, más de 20 puntos superior a la del primer trimestre de 2021.

Según Idescat, hay que tener en cuenta la intensa recuperación de las ramas más beneficiadas por la recuperación de la movilidad turística y la flexibilización de las medidas de distanciamiento social, como el transporte aéreo, la hostelería o la restauración.

Por encima de 2019

Además, se han superado los niveles de actividad de 2019 en un conjunto de ramas como el comercio al por mayor, almacenaje, correos, informática, publicidad y seguridad, y hay un mayor dinamismo, que ya sucedía en el trimestre anterior, en los servicios prestados por las administraciones públicas.

La construcción también ha registrado una fuerte recuperación y alcanza una tasa de variación de un 15,4 % respecto al mismo periodo del año anterior, lo que supone una importante mejora en relación con el comportamiento seguido en los cinco trimestres anteriores, en los que mostró un comportamiento decreciente.

Por su parte, la agricultura registró una variación interanual del 0,2 % y se sitúa ocho décimas por debajo del último trimestre.

Fuente: Expansion.com