Coronavirus: las provincias analizan medidas para pymes y comercios

Coronavirus: las provincias analizan medidas para pymes y comercios

Se complementarán con las de Nación. La Ciudad afina un paquete y analiza cómo hacer para que la Legislatura vuelva a sesionar.

Aun agobiados por la caída de la recaudación, los gobernadores estudian sus propios paquetes de medidas paliativas para amortiguar el impacto económico de la cuarentena obligatoria para contener el coronavirus​.

Tras los anuncios del Gobierno para monotributistas del Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Hacienda porteño Martin Mura aceleran la implementación de medidas de alivio fiscal dirigidas a pymes y también a los pequeños comercios, que no fueron alcanzados por los anuncios del ministro de Economía Martín Guzmán y de Trabajo, Claudio Moroni​.

La Ciudad también podría postergar el pago de ingresos brutos, cuya rebaja había quedado en suspenso tras la adenda del pacto fiscal por las urgencias presupuestarias de las provincias. “Estamos trabajando en medidas para minimizar el impacto en las pymes”, confirmaron desde el Ejecutivo porteño.

El único distrito gobernado por el PRO prepara una emisión de deuda. El instrumento sería en pesos.

Esta y otras de las medidas en carpeta necesitarán la ratificación de la Legislatura. Por esa razón, Agustín Forchieri, el vicepresidente primero del Legislativo porteño y mano derecha del vicejefe Diego Santilli, estudia cómo hacer para que el cuerpo vuelva a sesionar.

Analizó la posibilidad de que lo hiciera a través de una videoconferencia. El problema es que en la Constitución porteña -sancionada en 1996- no contempla esa alternativa de manera explícita.

Ante la necesidad de un lugar amplio, en la Ciudad barajaban la posibilidad de utilizar el majestuoso y enorme Salón Dorado, ubicado en Bolívar 1, la antigua sede del Ejecutivo porteño. El problema es que la Carta Magna porteña obliga a la Legislatura a convocar con 15 días de anticipación a una sesión en un lugar distinto. Ante ese escenario buscaban una normativa que justificara la mudanza ante el escenario de emergencia.

Varias provincias están ahogadas financieramente por la caída de la recaudación, que la pandemia y la cuarentena obligatoria profundizaron. Los gobernadores esperaban los anuncios del Gobierno del lunes para concentrar su apoyo en los sectores locales que no estuvieran contemplados en las iniciativas del Gobierno.

“Nosotros venimos trabajando con las empresas provinciales y municipales, pero las medidas por ahora las anuncia Nación articuladamente con las provincias”, explican en el ministerio de Producción bonaerense que conduce Augusto Costa.

En tanto, Juan Schiaretti, el gobernador de Córdoba, anunció esta semana una línea de créditos de $ 4 mil millones para pequeñas empresas, que no tengan capacidad de crédito en el sistema financiero. La prioridad es para los productores de insumos críticos.

En la segunda provincia más poblada del país por ahora descartan la baja de ingresos brutos. “No tiene sentido meter mano, el que no vende no paga”, afirman. Muchos de esos casos deberán acceder a la línea de crédito. 

En tanto, en Santa Fe, Omar Perotti se reunió con sus ministros este martes para pensar alternativas. “Hay que ver qué margen, pero está toda la intención de aplicar algunas medidas para contener a las pymes”, detallaron en el entorno del gobernador. Dispuso por ahora un bono de $ 3 mil pesos solo para el personal implicado en la emergencia sanitaria.

Fuentes de la gobernación mendocina aseguran que Rodolfo Suarez anunciará medidas para algunos de los sectores más afectados esta semana. Por ahora el mandatario provincial declaró la emergencia sanitaria y administrativa y puso un tope de $ 50 mil pesos para los sueldos del ejecutivo mendocino.

En CatamarcaRaúl Jalil suspendió los plazos y vencimientos de los impuestos provinciales hasta que finalice la cuarentena, prepara una línea de crédito a través del Banco Nación para comerciantes y productores y avanza en un plan de contención de alimentos y subsidios con los intendentes para los cuentapropistas locales.

En Misiones Oscar Herrera Ahuad evaluaba medidas específicas para los segmentos más golpeados. “Estamos analizando sector por sector”, afirman en su gabinete. El jujeño y opositor Gerardo Morales también evaluaba medidas de alivio.

En La Pampa, hasta Sergio Ziliotto en acuerdo con la Unión Industrial de su provincia anunció la creación de una plataforma digital para comercializar productos locales.

En las provincias petroleras, golpeadas también por la caída del precio del barril de crudo, estudian medidas productivas luego de plasmar las sociales. “Estamos trabajando con el Banco de Neuquén y los diferentes ministerios, una serie de medidas sociales, crediticias, impositivas y económicas que anunciaremos en los próximos día”, confirmaron cerca del gobernador neuquino Omar Gutiérrez.

Los empresarios también piden. En la vecina Río Negro, la Federación de Entidades Empresarias de la provincia reclamó a la gobernadora Arabela Carreras la suspensión, postergación y rebaja de ingresos brutos.

Las medidas de contención económica llegan a los municipios. San Isidro, uno de los que más recursos tiene, lanzará un programa de estímulos vinculados con la gastronomía y la hotelería. Gustavo Posse, como el resto de los jefes comunales, tampoco quiere desfinanciar su administración. “De aquí en adelante nadie tiene espalda financiera”, dicen. En el tercer cordón del Conurbano la situación es más delicada. 

En el Ejecutivo nacional por ahora no anunciaron -pero tampoco descartaron- medidas para autónomos de las categorías intermedias. Algunos gobernadores las aguardan.

Fuente: Clarín