Coronavirus detiene la expansión de litio en Chile y Argentina

Coronavirus detiene la expansión de litio en Chile y Argentina

Los proyectos en desarrollo se detuvieron, mientras que se cancelaron importantes inversiones.

Apesar de las expectativas de un mayor desarrollo, el coronavirus está frenando el sector del litio en Argentina y Chile. Los proyectos en desarrollo han sido detenidos por la cuarentena obligatoria, mientras que importantes inversiones ya han sido canceladas.

Argentina, Chile y Bolivia son parte del llamado “triángulo de litio” de América del Sur, una región con algunas de las concentraciones de metal más altas del mundo. Es fundamental para la expansión de los vehículos eléctricos , cuya demanda se espera que aumente en los próximos años.110,000 toneladas menos de litio se producirán este año debido a la epidemia de coronavirus

Debido a las medidas de cuarentena, se espera que la producción de litio disminuya globalmente en 110,000 toneladas este año, lo que representa una pérdida de US $ 960 millones, según la consultora inglesa Roskill . En Argentina, se espera que la producción caiga un 35%, y en Chile un 20%.

Además de la desaceleración de los proyectos en vivo, las inversiones planificadas se han retrasado o cancelado, en varios casos por las empresas chinas. China es el principal consumidor mundial de litio, principalmente para la fabricación de baterías.

Si bien Chile es un país minero con un desarrollo extenso y exportaciones de minerales por valor de US $ 40,000 millones por año, Argentina todavía tiene un incipiente desarrollo minero, con exportaciones de US $ 3,7 mil millones. El gobierno está buscando un mayor desarrollo y espera que el litio haga exactamente eso.

“La producción de litio es altamente vulnerable a los tipos de interrupciones que puede causar una pandemia como el coronavirus”, dijo Emily Hersh, una economista especializada en el mercado del litio. “La cuarentena va a afectar a la industria en general”.

Argentina golpea los descansos

Argentina ha estado bajo estricta cuarentena desde finales de marzo para frenar la propagación del virus. Aunque la minería es una de las actividades exentas de la cuarentena, el transporte terrestre y aéreo se ha retrasado en todo el país, por lo que los trabajadores no pueden mudarse.

“Las compañías productoras han hecho esfuerzos para reiniciar sus exportaciones. Pero la demanda es muy baja. Todo se está desacelerando ”, dijo Alberto Carlocchia, presidente de la Cámara Argentina de Minería. “Los principales proyectos mineros están trabajando a menos del 50% de su capacidad”.

El litio se extrae principalmente en las provincias de Jujuy, Catamarca y Salta, en el norte del país. Actualmente hay dos salinas en funcionamiento: Olaroz en Jujuy y Hombre Muerto en Catamarca. Las exportaciones de minerales fueron de US $ 250 millones en 2019.

El proyecto Caucharí-Olaroz, propiedad de la compañía canadiense Lithium Americas y la compañía china Ganfeng Lithium, se detuvo en marzo debido a demoras en la entrega de equipos que llegan desde China. Ahora se espera que la mina esté lista en 2021 en lugar de a fines de este año.

“Estamos evaluando el impacto de Covid-19 en el programa de desarrollo, incluidas las discusiones con todos los proveedores y agentes de carga en el cronograma de entrega, para evaluar el impacto en el cronograma y desarrollar estrategias de mitigación”, dijo la compañía.

En Catamarca, la empresa estadounidense Livent Corporation, que controla el proyecto Fenix ​​en esa provincia, decidió “someter a revisión sus planes de expansión de capacidad”. Livent espera una menor demanda de mineral y precios más bajos.

De manera similar, la empresa francesa Eramet también decidió cancelar un proyecto de US $ 600 millones para extraer litio en el salar de Centenario-Ratones en la provincia de Salta. Eramet ya había invertido US $ 140 millones, pero debido al coronavirus y los problemas económicos en Argentina, que está cerca de un nuevo incumplimiento , detuvo sus planes.

“Las empresas no saben cuál será el futuro del sector en Argentina”, dijo Julio Ríos Gómez, geólogo y ex presidente del Servicio Geológico Argentino.

Preocupaciones similares

Chile es el segundo mayor productor de litio del mundo, después de Australia. El país posee alrededor del 22% de las reservas mundiales de litio . El año pasado, su producción ascendió a 16,000 toneladas, todas derivadas de las salinas del desierto de Atacama.

Actualmente, solo hay dos compañías que extraen litio allí: la firma estadounidense Albemarle y la compañía chilena Sociedad Química y Minera de Chile (SQM). En 2018, el grupo chino Tianqi Lithium, uno de los mayores productores de litio del mundo, compró el 24% de las acciones de SQM por $ 4 mil millones.

La producción de SQM en Chile se mantiene en gran medida estable, pero la compañía dijo que la caída de la demanda del mineral podría obligarlo a ajustar sus planes para este año. SQM planeaba invertir US $ 330 millones para expandir su producción, pero el proyecto ahora está bajo revisión.

Desde la venta de las acciones de SQM, los precios del litio han caído un 70% y las expectativas no son buenas para este año. Tianqi espera una pérdida de $ 131.7 millones en la primera mitad del año, después de haber perdido ya $ 848 millones en 2019, según sus resultados financieros.

“A medida que continuamos evaluando el entorno económico global cambiante y los impactos que podría tener en el crecimiento de la demanda de las empresas en las que vendemos, podríamos considerar prudente retrasar o modificar nuestro plan de gastos para este año”, dijo Alberto Salas. presidente de la junta de SQM.

El ministro de minería, Baldo Prokurica, instó a los mineros a reducir el número de empleados en el terreno y minimizar la transferencia de trabajadores. Las compañías han extendido los turnos a 14 días de los 7 habituales para reducir la exposición de los movimientos, y mantienen a los trabajadores en cuarentena a su regreso.

Chile registró una caída del 38,5% en el valor de sus exportaciones de litio en el primer trimestre, según datos de aduanas. Los líderes indígenas de la región de Atacama han pedido a las empresas que cierren sus operaciones para evitar la propagación del virus. Sin embargo, esto aún no ha sucedido.

Fuente: Dialogo chino