Control de precios, FMI: Otra medida polémica en medio de la negociación

Control de precios, FMI: Otra medida polémica en medio de la negociación

El FMI afirmó que congelar precios no es suficiente para combatir la inflación

Medida polémica. Otra mirada en medio de una negociación

El organismo recomendó a los países de la región aplicar una política monetaria más dura; indicó que los controles son insuficientes y que el país requiere medidas en otros frentes

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó a los países de América Latina aplicar una política monetaria más dura para bajar la inflación, una receta tradicional del menú del organismo que la Argentina ha esquivado con controles y congelamiento de precios, y las fuertes transferencias del Banco Central al Tesoro para financiar el gasto público en medio de la campaña electoral. Para el Fondo, las medidas del Gobierno son insuficientes para controlar los precios, y hacen falta más acciones “en varios frentes”.

Endurecer la política monetaria

“Si el aumento de la inflación amenaza con desanclar las expectativas de inflación, los bancos centrales deberían endurecer la política monetaria para señalar un compromiso con las metas de inflación y evitar aumentos persistentes de la inflación”, advirtió el Panorama Económico Regional para América Latina, uno de los informes tradicionales del Fondo, que fue presentado en una conferencia de prensa virtual en Washington.

Nigel Chalk, director interino del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, escribió en un comentario que acompañó la difusión del informe que las presiones inflacionarias se están convirtiendo en una “característica importante” en varios países de la región. La Argentina y Venezuela registran la inflación más alta del hemisferio. Gita Gopinath, la economista jefe del Fondo, había dicho días atrás que las expectativas de inflación en el país están “desancladas” -un preludio de una inflación más alta en el futuro-, y había advertido que uno de los motivos de la persistente suba de los precios es la “mayor dependencia del finan- ciamiento” del Banco Central al Tesoro para cubrir el déficit fiscal.

Chalk dio a entender que las decisiones adoptadas por el Gobierno para controlar la inflación -como el congelamiento de precios anunciado esta semana- son insuficientes, al afirmar que deben tomarse más medidas para atar el alza del costo de vida.

Inflación

“Ciertamente, la inflación es un tema importante en la Argentina. Vemos impulsores multicausales de esa inflación y creemos que las expectativas se han desanclado. Vemos que responder a esa inflación demandará acciones en varios frentes, dados los diferentes impulsores de la inflación en el lado macroeco- nómico, y también vemos que potencialmente hay un papel para otras políticas, incluidas las políticas de ingresos, para abordar esa inflación”, dijo Chalk al responder una pregunta de la nación respecto de si la política económica actual del Gobierno está bien orientada para controlar los precios.

Chalk dijo además que la persistencia del desempleo y el cierre prolongado de las escuelas debido a la pandemia del coronavirus generaron un “daño importante al capital humano”. El FMI ya había remarcado en abril que la suspensión de las clases presenciales es regresiva, y aumentará la desigualdad social.
Chalk indicó que estas tendencias podrían tardar años en repararse.

“Los países deben prepararse para que esta recuperación no sea un camino lineal. En cambio, deben anticipar un camino largo y sinuoso por delante, con contratiempos en el camino, a medida que el daño causado por la pandemia se repara gradualmente”, indicó Chalk, quien cubrió el cargo que ocupó hasta mediados de este año Alejandro Werner.

Crecimiento y desaceleración

El Fondo proyectó que la economía argentina crecerá un 7,5% este año, y sufrirá una fuerte desaceleración el año próximo, cuando el organismo prevé que el producto bruto interno aumente apenas un 2,5%. El Fondo omitió incluir sus proyecciones sobre la inflación en el informe porque están sujetas al futuro programa económico que negocia actualmente con el staff el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Pero Chalk dejó por escrito de todos modos otras advertencias sobre la inflación que también le caben a la Argentina. El economista británico dijo que la inflación ha aumentado por el aumento de los precios de las materias primas y los alimentos, las interrupciones de la cadena de suministro, los aumentos globales de los precios de los bienes, las limitaciones específicas en algunos sectores y la reactivación, que empujó la demanda y cerró la brecha que abrió la pandemia.

Tasas de interes

“Muchos bancos centrales de la región han reaccionado correctamente a estas presiones elevando las tasas de interés oficiales y subrayando su compromiso con sus metas de inflación”, indicó Chalk. “Es probable que estos aumentos de las tasas de interés continúen en muchos países en los próximos meses y si hay indicios de que las expectativas de inflación están menos ancladas, los bancos centrales tendrán que reaccionar con prontitud”, agregó.

Chalk dijo además que por el momento no está prevista una nueva reunión cara a cara del staff con Guzmán para avanzar las discusiones en busca de un nuevo acuerdo para refinanciar la deuda por US$44.000 millones que dejó el gobierno de Mauricio Macri.* Nigel Chalk, director interino del Departamento del Hemisferio Occidental, ayer en conferencia de prensa fmi.

Fuente: LaNación