Contraseñas débiles: Argentina en el podio de la región

Contraseñas débiles: Argentina en el podio de la región

Colombia, Brasil y la Argentina encabezan el ranking de países de la región con mayor utilización de contraseñas débiles.

Son las que se emplean para proteger el acceso a aplicaciones o identificarse como usuario en sitios web.

Así se desprende del registro de Direcciones de Internet de América Latina y el Caribe (Lacnic, por su sigla en inglés).

“En el área, el país con mayor cantidad de contraseñas débiles es Colombia, con 8,8%, seguido por Brasil con 8,7%”.

“Mientras la proporción en la Argentina es de 1,6% y luego se ubica México, con 1,3%”, difundió la entidad.

A nivel mundial los tres países con contraseñas más débiles son Reino Unido con el 13%, Rusia 9,8% y Colombia con 8,8%.

Por su parte, la clave más encontrada en el ranking global de contraseñas débiles fue el número 123456, que concentró 665.016 casos en todo el año pasado.

Las siguientes contraseñas débiles más encontradas en los países de Latinoamérica fueron: 123456789 (en 320.211 ocasiones).

Les siguieron las palabras password (176.306 veces) y senha (167.140 veces).

Se ubicaron luego los números 12345678 y 1234567890, seguidos por la palabra qwerty, la cifra 12345, y los términos iloveyou y onedirection.

“El uso de contraseñas robustas es una de las tantas medidas de seguridad informática que puede exigir una organización”.

“Para impedir el acceso indebido a sistemas y redes informáticas, limitándolos únicamente a los usuarios autorizados”.

Esto dijo a Télam el director Nacional de Ciberseguridad, de la Jefatura de Gabinete, Gustavo Sain.

Agregó que “lo que nos ha demostrado la pandemia es la importancia que tiene la ciberseguridad en estos tiempos”.

A partir del incremento de uso de recursos informáticos a través del teletrabajo y la educación a distancia, entre otros.

Sain afirmó que las políticas públicas en la materia “deben estar acompañadas de una mayor inversión en el sector privado”.

Y advirtió que hay una “mayor sofisticación en las técnicas de ataques cibernéticos”.