Consumo por bancos. Al contado o pocas cuotas

Las cuotas “sin interés”, que años atrás eran infaltables, se volvieron difíciles de encontrar. Los bancos limitaron los planes sin recargo. Y las transacciones en 4 a 12 meses se derrumbaron casi 30%.

Cadenas que alguna vez ofrecieron 12 cada día en todo su catálogo hoy las limitan a pocos productos, con algunas tarjetas y en ciertos días. Y fuera de eso, los recargos subieron al ritmo de las tasas de interés, incluso en los planes oficiales “Ahora”. Con matices, eso ya se siente en todos los rubros y la gente, en respuesta, “cuotea” mucho menos.

Datos de una marca líder de tarjetas a los que accedió Clarín revelan que el mes pasado las operaciones con débito crecieron un 16% interanual y las hechas con crédito en un sólo pago, 11%. Pero las transacciones en cuotas se derrumbaron 10%: fue la caída más fuerte en 17 meses, desde el bajón en el consumo financiado causado por el frustrado plan oficial de “Precios Transparentes”.

Más llamativo aun es que la retracción fue mayor en las financiaciones con los plazos más largos: mientras las compras en 2 o 3 cuotas se mantuvieron al nivel del mismo mes de 2017, las de 4 a 6 se desplomaron 27%, las de 7 a 12 un 30%, y las de 13 a 24 un 41%. Electrodomésticos (-32%), ropa y calzado (-17), y construcción (7%) fueron los rubros más afectados.

Fuente Clarín