Coninagro reclamó en IDEA políticas para las pymes

En el marco del Coloquio, el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, resaltó la importancia de estar presente en la cumbre empresarial en la que “se toman muchas de las decisiones” que más tarde se convertirán en políticas que incidirán directamente en la economía y resaltó que muchas veces, las economías regionales quedan fuera de estas.

“Es un vínculo justamente coloquial entre empresarios y Gobierno, en el que la parte agroindustrial y el sector cooperativo no pueden faltar. Si queremos ser parte de las decisiones, no podemos faltar, aquí no se gestan las políticas, pero sí se generan las ideas y nosotros intentamos estar presentes para manifestar nuestro pensamiento y nuestras posiciones en una coyuntura difícil y una visión de futuro mucho más optimista”, apuntó.

Iannizzotto aprovechó el viaje a Mar del Plata para reunirse con diferentes sectores cooperativos, vinculados a la frutihorticultura, particularmente la Federación de Papas en Otamendi, y cooperativas pesqueras, para compartir la visión de los pequeños y medianos productores de la región, que tienen un potencial auspicioso para la argentina al igual que los empresarios pyme mendocinos. Sin embargo, advirtió que se necesitan “medidas coyunturales que alivien al sector”.

El empresario mendocino discutió la visión que tiene el Estado y que fue expuesta por el ministro de Producción de la Nación, Dante Sica, y por el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, quienes aseguraron que lo principal para lograr el desarrollo es solucionar los problemas macroeconómicos para generar las condiciones propicias para el desarrollo del empresariado.

En cuanto a la vitivinicultura mendocina, Iannizzotto comentó que al mercado interno deprimido se le suma la realidad del productor, que está recibiendo por el vino el mismo precio que en setiembre del año pasado (de $ 7 a $ 9 por el blanco y entre $ 11 y $ 12 por el genérico), con un dólar que se duplicó e insumos que aumentaron un 50%.

“Nosotros pensamos que es algo concomitante, que el Estado tiene que tener una participación mucho más activa y con una visión diferenciada que vea la realidad de las pymes, que tienen mucho futuro pero que con el sistema financiero y la inflación que hay se las impulsa a la marginalidad y el resultado será una menor recaudación”, agregó.

Además advirtió que los salarios aumentaron sólo un 20%, pero aunque consideró que resulta difícil reunir el dinero para pagarlos, el hecho de haber aumentado por debajo de la inflación es un problema en sí mismo porque genera retracción en el consumo.

Fuente Diario Los Andes