Conciliación obligatoria a SOMU y el Centro de Patrones

Así lo resolvió la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo. La conciliación es por 15 días e incluye medidas sanitarias de prevención

El gobierno nacional intervino con el dictado de la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto que se desató en los puertos, tras la decisión que habían adoptado el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, de no tomar cabos ni realizar ingresos en ningún puerto del país, a todo buque que no haya cumplido con la cuarentena de 14 días desde el ultimo puerto de zarpada, ya sea en navegación o fondeados y provenientes del exterior.

Los gremios, al momento de anunciar el pasado viernes la medida de fuerza, aclararon que la misma no afectaba la llegada de buques con insumos para hacer frente a la emergencia sanitaria, y que tenía como objetivo “colaborar con las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo Nacional en la lucha contra la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud, entendiendo que, como primer eslabón en esta lucha se encuentran los trabajadores expuestos a trabajos esenciales. Este es el caso de nuestros representados a los cuales debemos generarles todas las garantías posibles en salvaguarda de su salud, lo que redundará en la salud pública en general”.

El llamado a la conciliación obligatoria fue realizado por la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo. En la Resolución, “se intima a las asociaciones sindicales, y por su intermedio, a los trabajadores por ellas representados, a dejar sin efecto toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual”.

El organismo oficial sostuvo en los considerandos de la Resolución que la actividad portuaria es “esencial y que la misma está exceptuada de la cuarentena obligatoria para prevenir el coronavirus, cumpliendo las medidas de seguridad e higiene adoptadas por las autoridades competentes, a efectos de preservar la integridad psicofísica de los trabajadores involucrados en las tareas portuarias”.

Medidas de prevención

Por otro lado, en la Resolución se hizo mención a las medidas del Ministerio de Salud de la Nación, las cuales establecen diferentes procedimientos, entre los que se encuentran que la Unidad de Sanidad de Fronteras del puerto de destino reciba el pedido de la agencia naviera al menos 72 horas antes del arribo del buque en la Unidad Sanitaria de Fronteras del puerto en que se requiere su ingreso. Luego, efectúa la evaluación de riesgo documental y convalida la posibilidad de ascenso de Prefectura Naval Argentina. Una vez autorizado por Sanidad de Fronteras, la Prefectura asiste al Pontón de Recalada, embarca y toma la temperatura.

Y agregó: “De no existir sintomáticos, el buque continúa hasta Puerto de destino, donde Sanidad de Fronteras de la Unidad Sanitaria efectuará una nueva evaluación abordando el buque y tomando la temperatura de los tripulantes y pasajeros. De no haber novedad se emitirá en puerto la libre práctica. En caso de que en cualquier momento del proceso se detecte una persona con síntomas el buque entrará en cuarentena estableciéndose las condiciones sanitarias para la atención del pasajero o tripulante sintomático”.

A todo esto, la semana pasada, el Ministerio de Transporte de la Nación instruyó a las terminales portuarias de transporte internacional para que dispongan el funcionamiento de Postas Sanitarias a su costa ubicadas en un lugar a determinar en consulta con las autoridades sanitarias de la jurisdicción. Dichas postas deberán disponer de las condiciones adecuadas para realizar la asistencia sanitaria de las tripulaciones que así lo demanden y/o de quienes cumplen sus tareas en el puerto, para garantizar el funcionamiento del Comercio Exterior.

A tal efecto, las Postas Sanitarias deberán contar con: una sala adecuada o container frío/calor acorde a la cantidad de personal que se estime necesario atender; personal idóneo (médicos, enfermeros) para desarrollar las tareas de asistencia sanitaria imprescindibles; equipo táctico impermeable para evitar contagio de Covid19 (mameluco, barbijo, guantes y casco de protección con visera;) termómetros scan a distancia, saturómetros y los elementos antisépticos necesarios.

Dese que se inició la cuarentena obligatoria, esta es la segunda intervención de la cartera laboral en un conflicto que se desató en la zona de los puertos. El primero fue con los Recibidores de Granos, del gremio URGARA, quienes reclamaron no solo la suspensión de la actividad del comercio exterior, sino también la puesta en marcha de medidas de seguridad y prevención para hacer frente a la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

fuente: Infobae