Con el guiño de inversores extranjeros, Guzmán logró canjear el 50% de los vencimientos en pesos

 (…) el monto total en manos del sector privado serían unos $60.000 millones, un monto para nada despreciable según calculó Balanz Capital.

– Parte importante de los vencimientos estaban en manos de los fondos Templeton y PIMCO. Tan sólo el 15% del total era del sector público.

El canje de letras y bonos en pesos tuvo un resultado positivo para Martín Guzmán en su estrategia por despejar los vencimientos de deuda de corto plazo en moneda local. Salió a canjear alrededor de $510.000 millones (tan sólo el 15% estaba en manos del sector público) y los inversores le ofrecieron especies por $257.376 millones.

De esta manera, el Ministerio de Economía logró patear hacia adelante (con bonos en pesos que ajustan por la inflación a más largo plazo) algo más del 50% de los vencimientos que tenía en los próximos meses.

La intención de Guzmán, más ahora con la política fiscal y monetaria expansiva que lanzará para contrarrestar el efecto de la pandemia del coronavirus, era evitarse la inyección de pesos para pagar estos bonos o (que era el plan B) reperfilar unilateralmente esos pagos.

Si bien en el mercado consideraron que la operación fue exitosa, teniendo en cuenta la crisis global que viven los mercados incluyendo la Argentina, no se descarta que haya un reperfilamiento en el futuro. Desde Economía dejan trascender que buscarán nuevos canjes para que ingresen los que no aceptaron en esta oportunidad.

Esto es, que no quieren “free riders”, o sea los inversores que no aceptan las ofertas oficiales para esperar a cobrar al vencimiento. Es poco probable, dado el escenario actual, que Hacienda vaya a pagar los pesos cuando sea el vencimiento mientras vuelca más dinero para la economía.

Entre los datos positivos está que se canjearon $24.000 millones del bono TJ20. Ese bono, que paga renta el 21 de marzo, estaba en manos del fondo PIMCO (tenía el 54%). Que se haya logrado un buen nivel de adhesión significa que los fondos del exterior, esta vez, vieron atractiva la oferta de Economía.

También la mira estaba puesta en el fuerte vencimiento de la Lecap S30S9 a finales de mes donde la tenencia por parte de Templeton del 75% (alrededor de $30.000 millones) era fundamental. Se logró canjear $40.000 millones de ese título, según la estadística desagregada que publicó Hacienda.

Según Delphos Investment, el “objetivo secundario” de la operación era que participen tenedores de otros instrumentos para ir alivianando la carga en estos meses.

“Dadas las dimensiones de esta licitación, se nota que el gobierno viene envalentonado y busca darle el empujoncito final de cara a retomar el camino de normalizar la curva de rendimientos en pesos”, escribieron en su informe diario.

El papel desempeñado por los acreedores externos era clave, ya que por ejemplo Templeton, no sólo tenía el 75% de la Lecap S30S9, sino también el 50% de la S31O9 y el 30% de la S30A0, y que en conjunto suman una tenencia de $54.000 millones, según Delphos.

En definitiva, el canje incluyó 13 activos en total: las Lecaps reperfiladas por Macri, las Lebads emitidas por el Gobierno actual y el Bopomo. El canje excluía al Boncer20, del cual cerca de 85% estaría en manos del ANSES, aunque el monto total en manos del sector privado serían unos $60.000 millones, un monto para nada despreciable según calculó Balanz Capital.

Fuente: Iprofesional