Como «socio» político y con Macri a la cabeza, el PRO busca marcarle la cancha al Gobierno

Como «socio» político y con Macri a la cabeza, el PRO busca marcarle la cancha al Gobierno

A días de que Javier Milei vuelva a intentar sellar un pacto político nacional con la participación de mandatarios provinciales, en medio de la inestabilidad cambiaria y mientras el Gobierno apunta a retomar la agenda, el principal aliado del oficialismo salió a marcarle la cancha al Ejecutivo. Con Mauricio Macri a la cabeza, el PRO -todavía atravesado por una fuerte interna- reclamó a Nación los fondos que según la Corte Suprema debe devolverle a la Ciudad de Buenos Aires por coparticipación.

«Desde antes de ser gobierno apoyamos al actual presidente. Sabíamos que se enfrentaría a una situación económica y social explosiva, y sin ninguna condición ni especulación lo acompañamos en sus iniciativas, especialmente en la materialización de la estratégica Ley Bases. Para alcanzar esos cambios, hay una condición anterior aún más importante que crear nuevas leyes, y es cumplir con las existentes, en especial, cumplir con los fallos irrevocables dictados por la Corte Suprema», comenzó Macri su mensaje, como presidente nacional del PRO.

«Ese es el caso de la deuda de coparticipación que la Nación mantiene con la Ciudad de Buenos Aires. No tengo dudas de que cumplir los fallos es la voluntad del Presidente, porque todos sabemos que sin instituciones (y no hay instituciones si no se cumplen las reglas), no habrá justicia, ni progreso, ni crecimiento, ni bienestar, ni inversiones. El sacrificio que están haciendo todos los argentinos requiere de un gobierno ejemplar, que cumpla la ley de la misma manera que la exige. Vamos en el camino correcto, no podemos desviarnos«, advirtió en Twitter el exmandatario, que se metió de lleno en el conflicto que trae complicaciones a la relación entre el distrito que gobierna su primo, Jorge Macri, y la administración de Javier Milei.

La Corte Suprema ordenó aumentar de 1,4% a 2,95% el porcentaje de fondos coparticipables que fluyen desde Nación a la Ciudad, y que habían sido recortados unilateralmente por el gobierno de Alberto Fernández, quien nunca cumplió con las directivas del máximo tribunal.

En una acción coordinada, casi en simultáneo con el mensaje de Mauricio Macri, el titular del PRO en Diputados, Cristian Ritondo, que trabajó intensamente con el Gobierno para la aprobación de la Ley de Bases y el paquete fiscal, presentó junto a los miembros de la bancada amarilla un proyecto de resolución para solicitarle al Gobierno Nacional que “realice todas las gestiones que fueran pertinentes y necesarias para garantizar el efectivo cumplimiento de la sentencia de la Corte Suprema».

El reclamo partidario llega apenas dos días después de que se conociera el extenso informe crítico de la gestión nacional que elaboró la Fundación Pensar, el think tank de PRO, hoy bajo conducción de María Eugenia Vidal, como parte de un acuerdo interno. El trabajo destacó la reducción de la inflación, la caída del riesgo país y la suba de reservas del Banco Central, pero advierte que “los meses transcurridos desde la asunción del Presidente plantean más interrogantes que certezas” y marca los efectos negativos en la actividad, el empleo y los ingresos. El Gobierno nacional le restó públicamente importancia a la evaluación, que el PRO seguiría realizando en los próximos meses.

Mientras sigue siendo una incógnita cómo confluiría eventualmente en un armado electoral para el año que viene con La Libertad Avanza, el PRO sigue convulsionado por una fuerte interna. Macri apunta en las próximas horas marginar aún más del control del partido a la ministra de Seguridad y ex candidata presidencial, Patricia Bullrich. Este jueves, el exmandatario pondría un alfil como presidente de la Asamblea, puesto que originalmente se había acordado que ocupe un hombre de la actual ministra del gobierno libertario.