Cómo arrancará el dólar esta semana

Especialistas financieros coincidieron en la necesidad de un “golpe de credibilidad”.

Con menos pesos en la calle, tras la entrada en vigencia de la nueva suba de encajes y un menor volumen de operaciones producto del feriado en Estados Unidos, anticipan para este lunes una tregua cambiaria a la espera del análisis del paquete de medidas adicionales para reducir aún más el déficit fiscal que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunciará durante el día.

“No se sabe bien por dónde va a ir el plan, pero se estima que por un mayor ajuste fiscal que el que se estimaba, con equilibrio fiscal para el año que viene, y alguna flexibilidad mayor para poder intervenir en el mercado de cambios. Dentro de este ajuste, una reestructuración de los ministerios es más cosmética que otra cosa. Lo que podría tener impacto positivo es que el programa económico sea muy determinante y creíble. Más allá de las medidas económicas y financieras, hay un lado político que es la falta de confianza y la necesidad de revertir las expectativas que no se ha logrado todavía”, destacó Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal.

En el mercado proyectan que desde hoy los bancos tendrán alrededor de $100.000 millones menos de liquidez disponible, ya que comienza a regir el aumento de 5 puntos porcentuales que estableció el Banco Central el jueves pasado sobre el porcentaje de dinero que las entidades financieras tienen que dejar inmovilizado en relación a sus depósitos, lo que ayudaría a contener la demanda de divisas en el comienzo de la semana, mientras se conocen los detalles del nuevo plan de ajuste con el que el Gobierno pretende llevar el déficit por debajo del 1,3% en 2019.

El feriado en Estados Unidos, por el Día del Trabajo, también ayudará a que el mercado cambiario esté hoy más tranquilo.

Para Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones, los probables anuncios de eliminación de ministerios y la salida del Gobierno de Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, van en el buen sentido. Sin embargo, otras medidas que se barajan pueden generar más preocupación. “Si las medidas van más por el lado de aumentar impuestos que de bajar los gastos, es algo que te da caja en el corto plazo, pero te pega aun más de lleno en la actividad económica. Impuestos como retenciones a las exportaciones, a los bienes personales o al turismo en el exterior no es más que un cambio en las reglas de juego que te lleva a que la historia argentina se repita”, señaló.

Especialistas del mercado vienen dando por descontado desde que se profundizó la corrida cambiaria que el Gobierno apelará a poner un freno en la rebaja de retenciones e incluso creen que podría aplicar otras retenciones de forma transitoria. Para el economista Federico Furiase, director de Eco Go, para detener la suba del dólar es clave que el equipo económico implemente un plan de aceleración del ajuste fiscal para 2019 “que sea políticamente viable”, para que eso genere credibilidad en el mercado y active el adelanto de los desembolsos del FMI.

(Con información de BAE e Infobae)