CITES encauza inversión de us$30 millones en startups

Inspirados en el modelo que hizo millonarios a los creadores de Waze y de Mobileye, CITES, el Centro de Innovación Tecnológica Empresarial y Social del Grupo Sancor Seguros, logró construir en 5 años un verdadero ecosistema emprendedor high-tech desde Sunchales (Santa Fe).

Ahora con un fondeo de 30 millones de dólares busca 20 nuevas startups con base científico-tecnológica en cada una de las cuales podrá invertir hasta 500 mil dólares en early stage. Así, sumados a los 12 emprendimientos ya aprobados y en diferentes estadios de desarrollo, CITES llegará a conformar un portfolio de 32 empresas incubadas, el objetivo fijado para los próximos 4 años.

CITES invierte, acelera e incuba proyectos basados en ciencia disruptiva, busca así poner en valor el conocimiento en ciencia básica y aplicada y transformarlo en compañías globales que aspiren a participar en mercados de millones de dólares.

“Es el único inversor en LATAM especializado en bucear en la academia para encontrar o generar oportunidades de inversión basadas en patentes dentro del sistema científico; así maximizamos el retorno de los inversores y lideramos el desarrollo del emprendedorismo científico-tecnológico de la región”, dice Nicolás Tognalli, gerente general de CITES.

En los últimos 3 años, lograron licenciar 13 patentes provenientes de diferentes instituciones, incluidos Conicet y el Instituto Pasteur de París entre otras. Además, luego de un año de exhaustivo due dilligence, BID-FOMIN, ahora llamado BID-Lab, aprobó 3 millones de dólares a su fondeo.

Como incubadora y aceleradora, CITES tiene más logros para mostrar. Varias de las start-ups aceleradas, que buscan captar oportunidades de negocios en sectores que van desde biotecnología y generación de fármacos hasta proyectos de bioinformática y robótica y drones para el agro, ya se lanzaron al mercado.

Phylumtech, una firma que revoluciona el descubrimiento de drogas para nuevas patologías integrando la biología con la robótica, desarrolló un laboratorio en la nube para democratizar el acceso al descubrimiento de compuestos activos basado en el uso de pequeños gusanos, reduciendo los costos y tiempos de experimentación. Hoy, afincada en Sunchales, ya factura cerca de un millón de dólares por año y exporta a los EEUU, Alemania, Bélgica, China y Japón entre otros.

ViewMind, con su sistema de detección temprana de enfermedades neurodegenerativas, está por lanzar un ensayo en 300 pacientes en Boston de la mano de una empresa multinacional. Por su parte, Eolo Pharma, con licencia de Instituto Pasteur de Montevideo, está encarando una ronda de inversión Serie A con inversores internacionales.

Ahora, guiados por su meta de “transformar ciencia disruptiva en negocios”, CITES puso el foco en encontrar nuevas oportunidades de transformar tecnología disruptiva en negocios que apunten a mercados globales.

De acuerdo con su modelo ya probado, todas las startups reciben, además de la inversión inicial, mentoreo en diversos temas del negocio. “Contamos con una facilidad de incubación única en Argentina y nos especializamos en formar capacidades en management tecnológico y tender puentes entre la academia y el sector privado, productivo y de inversiones de Venture Capital; encontramos en el sistema científico y académico conocimiento no descubierto por el sector productivo que, puesto en valor, permite maximizar el retorno para el inversor”, explica Tognalli. En Sunchales, una ciudad santafecina de 25 mil habitantes, construyeron un centro científico-tecnológico que brinda a sus emprendedores desde equipos de gestión y servicios legales, de propiedad intelectual, impositivos y financieros hasta una completa infraestructura que incluye laboratorios completamente equipados, espacios de coworking y acceso a la última tecnología disponible para desarrollar sus proyectos.

Un modelo exitoso

CITES logró impulsar un ecosistema emprendedor científico-tecnológico de vanguardia en el país, gracias a la adaptación local del exitoso modelo israelí. Así, construyó desde Sunchales, una verdadera red de apoyo al emprendedorismo high-tech similar al que, en Israel, logró transformar el conocimiento científico en empresas capaces de captar oportunidades de miles de millones de dólares.

El modelo se logró gracias al asesoramiento de Oren Gershtein, managing partner de CITES, especialista en la creación de ecosistemas de innovación, utilizando las lecciones aprendidas que llevaron a Israel a protagonizar una verdadera transformación en la industria de la alta tecnología en los últimos años y que le permite liderar el ranking global de startups tecnológicas per cápita, como así también el de porcentaje del PBI dedicado a I&D, por ejemplo.

El mismo se basa en: capitalizar el conocimiento científico-tecnológico y diseñar proyectos de negocios que se piensan globales desde el primer día; construir una masa crítica de proyectos vinculando a sectores diversos -universidades, gobierno, venture capital, industria y mercado de capitales-; incentivar la inversión privada en las startups -donde el sector público invierte en los estadíos iniciales, de mayor riesgo, para paulatinamente dejar mayor espacio al sector privado-, y en una cultura que permite el error y valora al fracaso como una oportunidad de aprendizaje. Cabe mencionar que muchos conceptos de este modelo, son también puestos en práctica en el país desde 2017 luego de la sanción de la ley de Emprendedores, como por ejemplo son los programas de Aceleradoras y Fondos de Venture Capital de SePyME.

La clave es capturar el valor económico del conocimiento: gracias a este modelo, en Israel, la academia logró un ingreso de 570 millones debido a la transferencia de tecnología, en 2017”, cuenta Gershtein. Al crear este ecosistema, Israel logró atraer los centros de I&D de más de 360 multinacionales de diversos sectores, como Google, GM, Apple, Citi, John Deere, Samsung, Microsoft o Unilever, que buscan capturar el talento israelí para desarrollar sus negocios futuros. 

A través de CITES, el Grupo Sancor Seguros, una cooperativa y de triple impacto invierte sus excedentes para desarrollar la comunidad local, potenciar el talento y logra captar oportunidades de negocios. Desde su inauguración en 2013, CITES desarrolló este ecosistema emprendedor que implica relacionar a la academia con inversores, científicos, empresarios y vehículos de inversión. Desde entonces, analizaron más de 1.000 proyectos -70% de los cuales se originaron en Argentina, pero también de Chile, Colombia, Brasil y México-, de los cuales mentorearon más de 50. De ese total invirtieron en 12 startups. “El objetivo es crear un portfolio de inversión de capital de riesgo atractivo y rentable para los inversores; permitir que aprovechen el valor desarrollado por CITES y que las empresas encuentren oportunidades para desarrollar innovación”, dice Tognalli.

Acerca de CITES

CITES, una iniciativa del Grupo Sancor Seguros funciona como un inversor de early stage venture capital, que construye empresas basadas en ciencia disruptiva que aborden necesidades de mercados globales, aportando una inversión de USD 500.000 en promedio por startup.  Es el único inversor en LATAM especializado en bucear en la academia para encontrar oportunidades de inversión basadas en patentes dentro del sistema científico, liderando así el desarrollo del emprendedorismo científico-tecnológico de la región.Desde su creación en 2013, han sido analizadas más de 1000 start-ups y se han mentoreado unas 50, de las cuales 12 han sido invertidas.