Ciro, Banco CMF: “Es importante diversificar, como en fondos soberanos de Latinoamérica”

Juan José Ciro, gerente de Finanzas del Banco CMF, dialogó con BANK sobre la diversificación en inversiones que es necesaria realizar en este momento del país, por la incertidumbre política y económica.

CMF es un banco local de capitales nacionales y amplia trayectoria en el mercado, debido a que comenzó a operar en 1978. Se especializa en el segmento mayorista y pymes, con activos por más de $20 mil millones, en operaciones como préstamos al comercio exterior, leasing, fideicomisos financieros, operaciones de cambios, compra-ventas de bonos, acciones y derivados.

Por Mariano Jaimovich

-¿Cuáles son las inversiones que está recomendando realizar en este escenario político?
-En un contexto electoral como el actual es de suma importancia adoptar estrategias defensivas en base a una adecuada diversificación. En tal sentido, una buena alternativa son los Fondos Comunes de Inversión (FCI) soberanos de Latam, tal como lo es Fundcorp Liquidez Plus, el cual brinda la adecuada diversificación ofreciendo una cartera de bonos en dólares de mercados Latam y USA, disminuyendo así el riesgo electoral. En menor medida, para el segmento en activos locales, las Letes en dólares con vencimiento antes del 2020 siguen siendo la base para una posición de cautela. En pesos, el segmento CER se presenta como lo más atractivo, en especial los instrumentos más cortos por los amplios spreads ofrecidos (A2M2, por ejemplo), bajo la premisa que una eventual alza en el dólar tendrá su correlato en la inflación. El porcentaje en pesos o dólares dependerá más bien del perfil de la cartera, así como el horizonte de inversión, pero naturalmente el escenario de incertidumbre hace que se incremente la dolarización de los portafolios.

Juan José Ciro, gerente de Finanzas del Banco CMF, sugiere estrategias de inversión, necesarias por la incertidumbre política y económica del momento.

-¿Y para un perfil más arriesgado?
-En este sentido, para un perfil más arriesgado, se puede aumentar la posición en activos en pesos, aprovechando las altas tasas locales. Por ejemplo, Fundcorp Long Performance brinda un horizonte más amplio de inversión, a la vez que protege el capital al invertir en activos que ajustan por inflación. La apuesta, por cierto arriesgada, es que una reacción del Gobierno ante el resultado electoral adverso pueda normalizar los mercados y así termine el sell-off de activos locales.

-En este escenario, ¿qué acciones y bonos recomiendan?
-Para un perfil conservador las recomendaciones son los FCI Latam en dólares, y las Letes en dólares de corto plazo (vencimiento antes de diciembre), con un porcentaje de dolarización no menor al 80%. En menor cuantía, se podrían agregar los soberanos largos como el centenario a 2117 (AC17), aprovechando su baja paridad y que son los más beneficiados por una Fed dovish. Para carteras más agresivas, recomendamos aumentar posiciones en bonos cortos ley local (por ejemplo, los Bonar a 2020 (AO20) o a 2024 (AY24)), así como apuntar al sector de energía y bancos del Merval. En especial, los bancos y energéticas fueron muy afectados por los resultados de las PASO. Si bien no se espera un repunte significativo, al menos en caso de una estabilización de los mercados (en especial el mercado cambiario), que mejore marginalmente la posición del Gobierno hará que reboten. En resumen, tanto para bonos como acciones locales, un perfil arriesgado tiene la oportunidad de realizar un buy on the dips.

-¿Qué puede pasar con las carteras de inversión por la buena performance de “Los Fernández” en las PASO?
-Entendemos que la ventaja de Alberto Fernández es casi irreversible por lo que la pérdida de valor de los activos locales es significativa. Por tanto, se abren dos escenarios posibles. Uno es que una actitud más colaborativa de “los Fernández” disminuya el risk-off de los activos locales y esto ayude a una recuperación en los precios. Por el otro lado, si la estrategia de los Fernández es “mientras peor, mejor”, en ese caso el distress de los activos locales puede continuar. Respecto al Gobierno, necesita cuanto antes ponerse en carrera electoral nuevamente, tomando medidas que estabilicen la macro y los mercados financieros. Es demasiado prematuro todo como para aventurar un escenario, si consideramos que, en lo formal, las PASO no implican ninguna certeza respecto al cambio de gobierno o cantidad de diputados o senadores, la situación de incertidumbre en cuanto a definiciones podría extenderse hasta octubre, donde recién en la práctica podrían juntarse los equipos para definir estrategias ante un eventual cambio de mando. Mientras tanto, a priori, el escenario será de alta volatilidad e incertidumbre.

-¿Qué considera que pueda pasar con el dólar?
-Por un lado, entendemos que los fundamentals de la economía están equilibrados y que el BCRA tiene los instrumentos suficientes para controlar una escalada: se tiene un tipo de cambio real en mayores niveles que el 2011, cuentas externas equilibradas, el agro pudiendo liquidar un promedio de u$s2 mil millones en estos meses y el nivel de monetización de la economía es el más bajo de los últimos años, donde la corrida del año pasado adelantó la dolarización de carteras. Sin embargo, este escenario electoral adverso hizo que aumente la incertidumbre y la dolarización de carteras. Adicionalmente, la demanda de dinero puede caer aún más. Por último, se debe seguir de cerca la evolución del stock de plazos fijos en pesos en casi $1,5 billones, lo cual puede presentar un nuevo foco de dolarización. Actualmente, lo prioritario es evitar una corrida hacia la moneda extranjera. Restaurar confianza será fundamental. No consideramos que disminuya la dolarización de carteras hasta tanto no se estabilice la percepción sobre el margen del Gobierno de estabilizar la situación.

-¿Cómo pueden evolucionar las tasas de interés en este escenario?
-Dado el escenario electoral, junto con sus consecuencias en el tipo de cambio, el actual programa monetario no tiene margen para una baja de tasas de interés y que por ejemplo la tasa de Leliqs caiga a niveles del 60% como suponíamos hasta hace unos días. Las expectativas de devaluación e inflación ejercen una presión muy fuerte, donde también el riesgo político es alto.

-¿Qué medidas estima que podría tomar el Banco Central para las inversiones?
-En el actual contexto, lo más importante es estabilizar la macro y los mercados financieros. Así, las medidas que tiene son suba de encajes (remunerados o no remunerados), ventas de dólares en el mercado de futuros y spot, así como convalidar mayores tasas de interés. Es de esperar que el BCRA endurezca su política monetaria. De todos modos, los principales drivers hoy en día son políticos, siendo necesario que las señales provengan de allí. Por ejemplo, que Alberto Fernández defina los principales lineamientos económicos y su equipo, o desde el lado del Gobierno que adopte medidas políticas para ampliar su base electoral.-