China y Estados Unidos eliminarán los aranceles impuestos durante la guerra comercial

Noticia bomba que llega desde el frente de la guerra comercial. Después de que el ánimo de los inversores se volviera sombrío por el posible aplazamiento de la firma del acuerdo entre China y EEUU a diciembre, el gigante asiático ha informado que que las dos economías más grandes del mundo han acordado cancelar los aranceles adicionales impuestos durante sus disputas que han lastrado el crecimiento mundial durante meses. Esta retirada de las tarifas arancelarias se ejecutará en varias fases.

Según informa ‘Reuters’, China hizoo pública este información y declaró este jueves que ambas partes deben cancelar simultáneamente algunos aranceles mutuos existentes sobre las exportaciones para llegar al llamado acuerdo comercial de “fase uno”.

Un portavoz del Ministerio de Comercio del país asiático ha señalado que la proporción de estas cargas impsitivas eliminadas debe ser la misma.

El país asiático confirmó también que seguirá adquiriendo productos agrícolas a Estados Unidos, algo fundamental para las aspiraciones electorales del presidente estadounidense, Donald Trump, “cuyas posibilidades de reelección pasan en gran medida por seguir contando con el apoyo de las zonas rurales”, indica Aitor Méndez, analista de IG Markets. Del mismo modo, Pekín también ha remarcado que ambos países están encontrando puntos intermedios de entendimiento en algunas de los aspectos de mayor preocupación para ambas partes.

Estas noticias, que provocaron subidas en la apertura de las bolsas europeas y han disparado los futuros de Wall Street, llega después de que haya trascendido que la firma del mencionado tratado entre las dos potencias se aplazará a diciembre. Ambos países han estado durante varias semanas trabajando con el marco del mes de noviembre en mente para celebrar una cumbre entre los presidentes de EEUU, Donald Trump, y China, Xi Jingping, para escenificar la rúbrica, pero parece que se tendrá que esperar al mes próximo.

“Seamos claros: este es más de lo mismo”, indica Neil Wilson, analistas de Markets,com. “Pero es decididamente positivo, no obstante”. “La pregunta sigue siendo si la Casa Blanca está preparada para deshacerse de todos los aranceles a cambio de algunos vagos compromisos sobre productos agrícolas y si cree que puede vender eso como una victoria para los votantes”, agrega el experto que cree, sin embargo, que “los comentarios del Ministerio de Comercio chino indican una salida”.

“La alegría del mercado no ha sido plena”, comenta por su parte Méndez, ya que “el Gobierno de Pekín ha afirmado también que la cuantía de los aranceles a eliminar en el marco de la primera fase del acuerdo aún está por decidir, lo que invita a pensar que todavía quedan negociaciones difíciles por delante antes de que dicho entendimiento se pueda rubricar”.

Por otra parte, esta semana también se han conocido varios detalles que aún están por pulir, siendo el más pintoresco el lugar de la firma del documento. Así, además de las cuestiones arancelarias, la elección de la ubicación de dicha firma se ha convertido en un motivo de disputa. Las opciones cubren un amplio rango de localizaciones, de Alaska a Grecia.

Estados Unidos y China han impuesto aranceles sobre productos por valor de miles de millones de dólares desde el comienzo de 2018, afectando a los mercados financieros mundiales. El acuerdo comercial parcial será un hito que aliviará a los mercados.

Bolsamanía