Chevrolet S-10 WT: así serán las versiones más accesibles de la pick up

Chevrolet S-10 WT: así serán las versiones más accesibles de la pick up

Tras la presentación de las variantes LTZ, Z71 y High Country, la marca estadounidense dio a conocer las características de las opciones más accesibles de la gama. Las versiones LS y LT pasan a denominarse WT (Work Truck) y estarán disponibles en configuración de chasis/cabina, cabina simple y cabina doble. Todas con el motor Duramax 2.8 de 207 CV, con caja manual de 6 marchas o automática de 8 velocidades y tracción 4×4.

Hace algunas semanas atrás, Chevrolet presentó en Brasil el esperado restyling de la S-10, con un profundo rediseño especialmente en el sector frontal y en el interior, sumando más tecnología y ajustes en su mecánica, como la incorporación de una nueva caja automática de 8 marchas. En aquel momento, sólo se conocieron las imágenes y características de las versiones Z71, LTZ y High Country, por lo que aún faltaban las opciones más accesibles y la configuración de cabina simple. Si bien todavía no hay imágenes oficiales (las utilizadas en esta nota son una recreación realizada por nuestros colegas del país vecino), ya se sabe cómo estará compuesta la gama.

Adiós a las versiones LS y LT, el nivel de equipamiento de acceso y la opción intermedia fueron unificadas y ahora pasan a llamarse WT (Work Truck), tal como la nomenclatura utilizada por la marca en Estados Unidos. Disponibles en configuraciones chasis/cabina (sin restyling), cabina simple y cabina doble, curiosamente todas cuentan con tracción 4×4 con reductora, eliminando –al menos por ahora- las versiones 4×2.

Nuevo diseño y versión automática

Estéticamente, salvo la versión chasis/cabina, el resto también incorpora el rediseño de las variantes más equipadas, pero sin detalles llamativos u ornamentales: cuentan con paragolpes y manijas de las puertas sin pintar y faros halógenos, eso sí con la nueva identidad frontal, con faros finos y alargados y una barra que se extiende a lo ancho y divide a la parrilla en dos. El paragolpes también posee un mejor ángulo de ataque. No hay novedades de perfil, manteniendo incluso las llantas de acero –sólo la versión automática agrega llantas de aleación-, mientras que en la parte trasera recibió los nuevos faros y portón en el caso de las opciones de doble cabina, mientras que de cabina simple mantiene la misma tapa de la caja de carga de la serie anterior.

Puertas adentro, aunque no hay imágenes, disponen del nuevo tablero, con instrumental digital y una pantalla táctil de 11 pulgadas para el sistema multimedia. En cuanto a su dotación de confort y seguridad, todas disponen de aire acondicionado, levantavidrios eléctricos, 6 airbags, columna de dirección regulable en altura, control de tracción, control de estabilidad, control de balanceo de trailer y sensor de presión de los neumáticos. La variante AT agrega luces antiniebla de Led, sensor crepuscular y OnStar con WiFi.

Mecánicamente, toda la gama está impulsada por el motor turbodiesel 2.8 Duramax, que ahora entrega 207 CV y 510 Nm de torque, acoplado a una caja manual de 6 velocidades o a la nueva transmisión automática con convertidor de par de 8 marchas y, como señalamos anteriormente, todas con tracción 4×4. Además, también esta disponible un amplio catálogo de accesorios para personalizar cada unidad. Su llegada a nuestro país está prevista para los próximos meses.

Fuente: 16 Válvulas