Caramella, de First: “Desde el segundo trimestre, la carga de vencimientos será aún más desafiante”

En medio de días claves respecto a la renegociación de la deuda externa, cuyo resultado definirá la suerte del clima para hacer inversiones en Argentina,  Alejandro Caramella, Jefe de Mesa de Operaciones de First Capital, brindó un panorama de la situación y lso escenarios posibles para los activos argentinos y las principales variables, como dólar y tasas de interés.

Por Mariano Jaimovich

Caramella, de First: “Desde el segundo trimestre, la carga de vencimientos será aún más desafiante”

-¿Qué le diría a aquellos ahorristas que buscan hacer inversiones? 
-La situación actual es compleja, y creemos que el mercado continúa a la espera de señales claras en cuanto a la reestructuración de la deuda soberana, tanto como para ver la evolución de las variables macroeconómicas de relevancia, como también para lograr llevar mayor certidumbre en el frente sub soberano, como detalló el actual ministro de Economía, Martín Guzmán. La situación requiere de cierta urgencia dada la premisa de la actual administración de no hacer frente a pagos de amortización de capital en moneda extranjera, cumpliendo meramente con los intereses, ya que a partir del segundo trimestre, la carga de vencimientos será aún más desafiante. 

-¿Qué expectativas tiene el mundo inversor sobre el accionar del Gobierno?
-Vemos como positivo el esfuerzo del gobierno entrante de normalización de la curva en pesos, con un alto grado de adhesión por parte del mercado, si bien entendemos la alta ponderación pública en licitaciones oficiales. Este mercado fue muy golpeado en la segunda mitad del 2019, con consecuencias muy negativas tanto para la industria como para las cadenas de pago, por lo que sería clave devolverle la confianza al inversor corporativo que hace manejo de liquidez. Por otro lado, creemos que la clave estará puesta en dos pilares fundamentales: primero, los términos bajo los cuales se planteará la reestructuración de la deuda soberana, donde el ministro Guzmán manifestó que, de las tres variables de ajuste (plazo, capital e intereses), habrán por lo menos dos que requerirán cambios a fin de lograr la sustentabilidad de la deuda. Y en segundo lugar, nuestra expectativa está puesta en la habilidad del Gobierno para generar credibilidad externa. Para esto último, estaremos atentos a las medidas que se vayan aplicando y sus efectos, tanto en el frente fiscal como en el monetario.

-¿Qué inversiones están recomendando en estos momentos?
-Nuestro foco está principalmente puesto en el mercado de renta fija soberana en pesos, que si bien tuvo un rendimiento extraordinario desde las elecciones generales en octubre hasta el día de la fecha, creemos que todavía poseen un upside considerable en pos a una profundización en la compresión de tasas y viniendo de niveles de paridades muy bajos, en un marco donde el Gobierno delineó la necesidad de reconstruir el mercado de deuda en moneda local.

Por el lado de renta fija en moneda extranjera, todavía seguimos a la espera de una normalización del mercado, que vendrá para bien o para mal post renegociación de la deuda, tanto a nivel soberano, como también en ciertos casos a nivel sub soberano, con provincias como la provincia de Buenos Aires que están teniendo problemas de caja para hacerle frente a vencimientos en dólares y estarán pasando por la misma suerte. 

Para inversores más conservadores recomendamos fideicomisos financieros, inversiones muy seguras, con rendimientos de TNA 40-45%. Los FCI que invierten en estos productos pueden ser una buena opción para acceder también, sin perder liquidez.

-¿Cómo ven al sector bancario en el corto y mediano plazo? 
-El sector bancario posee grandes desafíos de cara al futuro en el corto y mediano plazo. La reducción de spread en los segmentos más tradicionales del negocio bancario plantea un escenario de menores márgenes, en un contexto sensible con aumento en mora en líneas de negocio de préstamos.


 -¿En qué están invirtiendo las empresas que asesoran su liquidez? 
-Post reperfilamiento, nuestras recomendaciones para el manejo de caja son principalmente money markets y fondos t+1, priorizando la flexibilidad y rapidez con la que se logra contar con liquidez por sobre un plus de rendimiento.

-¿Qué estimaciones tienen respecto al dólar con las nuevas medidas del Gobierno? 
-Por el lado del mercado mayorista, planteamos un escenario de continuación de este sendero de crawling peg, o micro devaluaciones que se viene llevando a cabo hasta ahora, ya con una cantidad más acotada de jugadores con acceso a su negociación, a fin de mantener cierto nivel de competitividad y un tipo de cambio real elevado. Dicho esto, creemos que le será difícil al gobierno evitar recaer en la tentación de una apreciación cambiaria que logre apaciguar en el corto plazo la inercia inflacionaria.

-¿Y sobre las tasas de interés? 
-Estamos ante un BCRA sumamente agresivo en su afán de incentivar a una baja de tasas generalizada en la economía doméstica. Medidas como las reducciones en el piso de la tasa LELIQ, como también la dramática baja en el porcentaje a remunerar a FCIs de la tasa de pase a un día, llevan a pensar en la vuelta de un sendero sostenido, al menos, en el corto y mediano plazo de tasas reales negativas o cero. En esta línea, vemos una clara tendencia en el largo plazo a la baja de tasas de interés de referencia, como la BADLAR, con cierta pausa en el corto plazo, dependiendo del éxito de los nuevos plazos fijos UVA precancelables, dado que podrían canalizar parte de la actual oferta de ahorristas en plazos fijos tradicionales.-