Cancillería analiza el impacto de las medidas tomadas por EE.UU


La embajada argentina en los EE.UU. comenzó a realizar un control de daños luego de que el gobierno norteamericano dispusiera una nueva catalogación de países según su grado de desarrollo que excluyó a la Argentina, junto a otras 24 naciones de la elegibilidad para beneficiarse de un arancel compensatorio. La exclusión de los países de esa nóminca supone la reducción del derecho del 2% del valor importado a la mitad, el 1%,según se pudo establecer. La decisión, sorprendió a la Cancillería y a otros actores económicos locales. El Palacio San Martín dijo ayer que “continuará monitoreando las eventuales aplicaciones concretas, y caso por caso”, que EE.UU. pueda realizar con base en la nueva medida. Los nuevos parámetros publicados el lunes en el Federal Register (Boletín Oficial de los Estados Unidos) establecen que, para acceder a las compensaciones, “las nuevas designaciones (de países elegibles)son aplicables a partir del 10 de febrero de 2020”.

Para tranquilizar acerca del impacto, la Cancillería precisó que el “USTR (Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos) modificó la lista de lo que internamente considera países en desarrollo para conceder beneficios de la Ley estadounidense de Derechos Compensatorios,sin afectar otros regímenes preferenciales de ingreso a los Estados Unidos, como el Sistema Generalizado de Preferencia (SGP)”. El regimen del SGP estipula el ingreso de una cantidad de productos sin arancel al mercado norteamericano. Lo dispone el Congreso país por país, y en el caso de la Argentina habilita a ingresar a unas 650 posiciones arancelarias. Actualmente, las exportaciones de los productos reconocidos en ese listado implica ventas al mercado norteamericano por u$s 420 millones anuales.

Ahora la USTR estableció cuatro nuevos parámetros para determinar si es un país en desarrollo y por lo tanto, califica para los beneficios. El primero es un ingreso per cápita inferior a u$s 12.375 al año. Otro criterio es la participación en el comercio mundial, que antes era del 2% y ahora del 0,5%. Es el caso de Brasil, India, Indonesia, Malasia, Corea, Hong Kong. Los países miembros de la OCDE o aspirantes a serlo, como Colombia y Costa Rica, quedan también excluidos. Hasta ahí Argentina no se vería afectada, pero sí con el cuarto parámetro. “Dada la importancia económica global del G20 y el peso económico colectivo de sus miembros, la membresía del G20 indica que un país está desarrollado. Así, la Argentina, Brasil, India, Indonesia y Sudáfrica no son elegibles”,señaló en los fundamentos el gobierno de los EE.UU.. Sin embargo, especialistas coinciden en que la medida cuestiona abiertamente la calificación que hace la Organización Mundial de Comercio (OMC) de países en desarrollo, en un contexto de guerra comercial a escala global con China y en menor medida, India. No se sabe si busca golpear fuerte para luego negociar, pero cada vez que Trump mueve chas, genera una reacción. Ahora afectó a China, India, Sudáfrica, Indonesia, Corea, Brasil, Hong Kong y Singapur, entre otros países