Cambian los bancos ahora beneficios para todos:cuáles son y como se piden

En lucha constante contra la revolución Fintech, los Bancos y servicios financieros tradicionales apuestan a la tecnología para lograr un diferencial. Cuales son los nuevos servicios que ofrecen mas allá del Homebanking y como aprovecharlo.

La tecnología continúa abarcando más espacios en el mundo de las finanzas. Luego de la revolución fintech, que vio nacer a diferentes empresas enfocadas en tecnologías financieras; desde bancos digitales hasta compañías de compra venta de criptomonedas, las entidades tradicionales que vieron su nicho en disputa apostaron también a incorporar tecnología que ofreciera más y mejores servicios a sus clientes. Las tecnologías y las prestaciones varían de entidad a entidad, pero tienen como hilo conductor la reducción de tiempos y costos, la facilidad de acceso y agregar valor como servicio

Las fintech, por su parte, empujaron las expectativas de los usuarios de servicios financieros hacia la inmediatez de acción, la practicidad del celular como herramienta para hacer todo y los bajos costos operativos.

La irrupción es tal que, según una reciente encuesta de PwC Argentina, más del 50% de los encuestados (representantes de bancos y directivos fintech) destacó que la colaboración fintech-bancos se centraliza en las áreas de pagos, fundamentalmente en la gestión a través de nuevos medios (por ejemplo, cuentas digitales o billeteras y pagos por QR) y en transferencias de fondos aunque la competencia es más feroz en las áreas relacionadas con créditos. Los bancos quieren parecerse a las fintech y las fintech necesitan de la espalda de los bancos para apalancar sus operaciones como intermediarios tecnológicos.

En esta carrera tecnológica, la siguiente posta es ir “más allá” de la aplicación de homebanking y apostar a nuevos servicios que generan valor en los usuarios. Esto lo ejemplifica el caso de Banco Hipotecario y su propuesta Buhobank. Se trata de una plataforma que permite que cualquier usuario pueda acceder a ciertos servicios del banco íntegramente desde su celular, a través de una operatoria que no excedería en principio los 10 minutos.

Tras el descubrimiento de un yacimiento de petroleo, se viene una época de bonanza. ¿Cómo prepararse para la abundancia?

Al ser 100% online, no es necesario acercarse al banco a firmar formularios. Los interesados simplemente necesitan tener su DNI a mano y algún dispositivo móvil con cámara de fotos, como un celular o una tablet. Para acceder a los servicios del banco, se le va a pedir fotos del frente y dorso del DNI y unas selfies para validar la identidad de la persona, para así poder dar de alta los productos a su nombre.

“Hoy el 78% de los clientes usan o homebanking o app mobile. En 2019 creció muchísimo la adopción de la aplicación”, explica Paola Feller, gerente de canales digitales en Banco Hipotecario. La ejecutiva explica otro de los cambios que hizo la empresa y responde a esta tendencia. “Quisimos cambiar las transferencias y transacciones, dejar de utilizar la tarjeta de coordenadas y pasar a autenticación 2FA o de doble factor y también sistemas OTP o contraseñas de uso único. Reemplazamos la modalidad del token”, explica Feller.

Otra de las innovaciones fue generar un sistema de onboarding a la banca 100% digital. “Usa información biométrica y está enfocado en nuevos clientes. Puede tener su cuenta sin necesidad de acercarse a una sucursal física solo usando una selfie. Es muy seguro y permite bajar costos y agilizar procesos”, explican desde la empresa. Otro de los focos que más demandan los usuarios es la practicidad. “Trabajamos mucho con el cliente. Tenemos un sistema de avisos por notificación ‘push’ que llega aunque el cliente no tenga la app abierta. Sirve para avisar de vencimientos, plazos o promociones”, explica Feller, que agrega que es posible también reservar turnos para sucursales físicas desde la plataforma.

Otro de los jugadores que está apostando al cambio en las plataformas es Tarjeta Naranja, particularmente, su plataforma Naranja X. “El llamado homebanking es cosa del pasado. Los bancos lo utilizan más para consulta. La idea es tratar de replicar la experiencia de la sucursal en una interfaz tecnológica. Una app de un banco debería ser una forma de interactuar con el resto de la vida financiera, ser un ecosistema. Es una forma de reemplazar la billetera física por la virtual”, explica Hernán Corral, jefe de Producto en Naranja X.

La plataforma de la emisora de tarjetas, explican, tiene funciones como recarga de transporte o de celular y transferencias hacia y desde CVU generando así un plus sobre los homebankings tradicionales. “También se generan datos que sirven para, por ejemplo, generar un sistema de scoring alternativo para ofrecer otros productos. La tecnología genera eficiencia y permite dar mejores servicios”, agrega Corral, en relación a su idea de los servicios como ecosistema. Actualmente, la plataforma ya suma 100.000 descargas. 

La última tecnología en irrumpir en el escenario local es el “contactless”, que a través de una tecnología de radiofrecuencia llamada NFC, permite realizar operaciones de pago con el celular. El implementador es BBVA que se convirtió en el el primer banco del país que permite a sus clientes usar tarjetas Mastercard pagar con su teléfono móvil de manera inalámbrica. “BBVA recientemente implementó biometría para el ingreso a sus aplicaciones, depósito y descuento de cheques desde el celular, gestión de límites tarjetas desde la app, reserva de turnos en las sucursales online y BBVA GO para la gestión de todos los beneficios del banco en un solo lugar”, agrega Santiago Benvenuto Gerente de Medios de Pago, en relación a esto.

“El próximo paso es habilitar el pago con tarjetas VISA y continuar los esfuerzos para que todos los comercios que aceptan tarjetas sepan que pagar con NFC es rápido y seguro. Hoy existen aproximadamente 500.000 comercios en todo el país habilitados para aceptar el pago con NFC”, adelantó el gerente.

Fuente: Infotecnology