Calviño pide a la CE que los prestamos de 2021 no computen como deuda pública

Calviño pide a la CE que los prestamos de 2021 no computen como deuda pública

Calviño pide a la CE que los prestamos de 2021 no computen como deuda pública. Hacienda recordó en el comunicado hecho público con motivo de la remisión a la CE del Plan Presupuestario; que “los fondos europeos incrementan el techo de gasto, pero no tienen impacto en el déficit público

– El Tesoro anticipará los 27.400 millones

La vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, está negociando con la Comisión Europea que el dinero que el Tesoro pida el próximo año para cubrir parte de los 27.400 millones que se incluirán en los Presupuestos como fondos comunitarios no sean computados como deuda pública.

Tanto Calviño como la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, han reiterado que es improbable que Bruselas libere durante el año próximo la totalidad de los 27.400 millones.

La ministra de Economía y vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, está negociando con la Comisión Europea (CE); que el dinero que el Tesoro pida el próximo año a los mercados para cubrir parte de los 27.400 millones de euros que se incluirán en los Presupuestos como fondos comunitarios; no sean computados como deuda pública, según informan fuentes de Economía.

Tanto Calviño como la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, han reiterado que es improbable que Bruselas libere durante el año próximo la totalidad de los 27.400 millones pertenecientes al Mecanismo de Recuperación (25.000 millones de euros) y al React-UE (2.436 millones), por lo que será preciso solicitar esos fondos al mercado a través del Tesoro Público. Y una vez que se reciban de la Comisión Europea, bien en 2021 bien en 2022, se procederá a a amortizar dicha deuda.

Los fondos europeos incrementan el techo de gasto, pero no tienen impacto en el déficit público

Hacienda recordó en el comunicado hecho público con motivo de la remisión a la CE del Plan Presupuestario; que “los fondos europeos incrementan el techo de gasto, pero no tienen impacto en el déficit público, ya que se reconocen como un ingreso”. Pero nada dijo de la deuda que el Tesoro pedirá como anticipo. Y la diferencia entre el dinero que finalmente remita Bruselas a las arcas españolas el próximo año y lo que el Gobierno prevé gastar a cuenta de esos 27.400 millones podría acercarse a los 20.000 millones.

Y el Gobierno no está dispuesto a que tal volumen de fondos sumen en la deuda pública que para el año próximo prevé termine en el 117,4% del PIB.

En el Gobierno hay cierta discrepancia a la hora de calcular cuánto dinero acabará remitiendo finalmente la Comisión Europea el año próximo; a cuenta de los 72.000 millones que corresponderán a España en tres años, 59.000 millones procedentes del Mecanismo de Recuperación y 12.500 millones del React-Eu. Estos últimos se destinarán a las Comunidades Autónomas, 10.000 millones en transferencias directas sin pasar por los Presupuestos Generales del Estado; y 2.436 millones que repartirá el Ministerio de Sanidad para hacer frente a los gastos derivados del Covid-19 durante el próximo año.

Cálculos de Montero

Hacienda contabiliza en 7.163 los millones que remitirá Bruselas a las arcas españolas durante el próximo año; según se recoge en el Plan Presupuestario remitido a la CE y confirman fuentes del ministerio de dirige María Jesús Montero.

Desde Economía matizan que según se establece en el reglamento del fondo comunitario; los fondos se irán liberando en función de la puesta en marcha de los planes o proyectos financiados con las ayudas comunitarias. Y dan por hecho que a partir del 1 de enero ya estarán previstas las actuaciones de inversión según los cuatro grandes programas establecidos por la Unión Europea (Transformación digital, Economía más verde y sostenible, Cohesión económica, social y territorial e Igualdad de genero).

Economía matiza que el anticipo mínimo que establece Bruselas de un 10% sobre el total del montante que se vaya a recibir; (sobre 60.000 millones del Mecanismo de Recuperación serían 6.000 millones de euros); solo se aplica en el caso de que no se haya presentado ni empezado a ejecutar ningún programa, algo que descartan desde el ministerio de Nadia Calviño.

Empleo de los fondos

De hecho, el Gobierno ya ha comunicado a Bruselas en qué va a emplear el año próximo los 27.463 millones que incluirá en los Presupuestos Generales del Estado como aportaciones de la Unión Europea: en Consumos intermedios (partida P.2) 1.170 millones de euros, en Transferencias corrientes (D.7) 3.823 millones de euros, en Formación bruta de capital fijo (P.51) 6.792 millones de euros y otros 15.647 millones para Transferencias de capital (D.9).

Además hay una partida de cuatro millones de euros para Remuneración de asalariados (D.1) que según explica Hacienda a eE son gastos de personal en formación.

El Gobierno ha optado por dividir el uso de los fondos de Recuperación y Resiliencia que procederán de Bruselas en dos fases. En los próximos tres años solicitará a la Comisión Europea las transferencias directas, que no tendrá que devolver, que suman esos 72.000 millones de euros. De ellos, se asignarán al año próximo más de los 27.463 millones que se recogerán en los Presupuestos Generales; en total unos 35.500 millones, pues las comunidades autónomas recibirán en 2021 al menos 8.000 de los 10.000 millones del React-UE.

En cualquier caso, el Gobierno no ha contabilizado estos últimos 8.000 millones en el impacto que tendrán los fondos comunitarios en la economía española. Para el año próximo Economía cifra en 2,6 puntos porcentuales su aportación al PIB, elevando la previsión del 7,2% sin fondos al 9,8% con fondos. Y en los siguientes dos años aportarán otros 2,6 pp anuales.

Sobre el empleo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez calcula que en el trienio contribuirán a generar 880.000 puestos de trabajo.

Fuente: El Economista Es