Caen $11.500 M los plazos fijos y suben 2,3% los depósitos en cajas de ahorro en dólares

El mes de abril concluyo con una caída en los plazos fijos del sector privado por más de $ 11.500 millones. La corrida que sufrió el dólar durante la segunda quincena del mes repercutió de manera negativa principalmente en los depósitos a plazo mayoristas, los cuales mostraron un rescate de $ 10.244 millones.

El resto, fue complementado por la caída en los plazos fijos del sector minorista (-1.500 millones), que decidió volcarse a las cajas de ahorro en dólares las cuales aumentaron 2,3% (USD 500 millones). Cabe destacar que la caída de los plazos fijos totales del sector privado, en términos porcentuales, representa 1.5% del stock a finales de marzo.

“El factor riesgo político, sumado a las turbulencias que han sufrido los mercados emergentes durante este último mes han hecho que los ahorristas decidan salir de plazos fijos y volcarse al dólar a pesar de la fuerte suba de tasa que ronda el 74%”, explicó Augusto Quiñones, analista de Firts Capital Group.

Por otra parte, si tomamos los promedios mensuales para abril y marzo, la variación del stock de plazos fijos registrados en el último mes fue de 16.727 millones de pesos (el promedio para abril fue de 1.127.252 M). En cuanto a los plazos fijos denominados en UVA, los mismos mostraron una caída del 12% en comparación al stock registrado a finales de marzo. El promedio mensual fue de 30.523 millones de pesos.

Si analizamos el comportamiento de los Plazos Fijos totales del Sector Privado durante el último año y medio, ajustados por el Índice de precios que publica el INDEC*, podemos observar como el Stock real de los depósitos a plazo tuvo una fuerte caída durante el mes de abril.

A pesar de esto, el nivel actual sigue estando por arriba del promedio de 2017 y 2018. “Esto se debe a un crecimiento fuerte registrado a partir de agosto de 2018, en donde la corrida cambiaria llevo a que el BCRA suba más de 1500bps su tasa de Política Monetaria y esta llego a los depositantes vía tasa BADLAR.

Este crecimiento real en los plazo fijo se prolongó hasta el mes de febrero, en donde la gradual baja de tasas y el posterior salto del dólar revertió la tendencia significando una caída de los depósitos a plazo.”, finalizó Quiñones.

En cuanto a los depósitos en Caja de Ahorro y Cuenta Corriente en pesos, ambos mostraron subas del 3% por lo que crecieron por debajo de la inflación, perdiendo en términos reales ya que la inflación esperada para el mes de abril se estima por encima de 4%. A fines de mes, CA+CC totalizaron 1.000.096 millones, y el promedio del mismo fue de 928.418.