BuenGiro apuesta a facilitar el acceso a las remesas en América Latina

Una economía globalizada, exige recursos accesibles para todas las personas en todo el mundo; eso indica la premisa. Sin embargo, el costo del envío de remesas en países en vías de desarrollo y emergentes sigue siendo caro, engorroso y lento en comparación de las economías más fuertes del planeta.   Según el Banco Mundial, el costo de enviar U$200   cuesta en promedio 7% del valor del envío siendo los bancos son los que más cobran por el envío (cerca de un 11%), seguidos por las oficinas de correo que suelen cobrar poco más del 7%, en tanto el promedio mundial es del 3%.

En este contexto, nace  BuenGiro, fintech argentina que busca contribuir a democratizar y agilizar los procesos de envío de remesas para personas y pymes  en Latinoamérica, a través de su plataforma digital.  Teniendo en cuenta el crecimiento del mercado de remesas en Latinoamérica y la baja presencia de las fintech en el sector, la startup, tiene como diferencial la autogestión por parte del usuario, el bajo costo de comisión por transferencia y la velocidad de envío. También opera con el mejor tipo de cambio del mercado; las tasas están disponibles en su web.
“Nuestra misión es agregar valor a la sociedad, por lo que decidimos comenzar en el mercado que vemos con mayor urgencia y necesidad de poder transferir valor a sus familiares, pero que actualmente no cuentan con métodos accesibles”, dice Sebastián Camiser, CMO de la BuenGiro. 

El creciente mercado de remesas en la región

Según cifras del Banco Mundial, en el 2018, el mercado de remesas creció no solo en América Latina, sino también en el mundo. Las transferencias de valor en Latinoamérica aumentaron un 9,3% con respecto al año anterior. Los fondos provinieron especialmente de Estados Unidos y España. Sin embargo, la migración intrarregional también contribuyó al impulso del sector.

En un mercado de constante crecimiento, BuenGiro busca ser una de las startups de servicios de remesas con mayor proyección en el sector de tecnología financiera.

La meta de BuenGiro

La compañía apuesta a la reducción del número de intermediarios para que las conexiones sean más efectivas, rápidas y baratas. Las fintech con foco en servicio de remesas en Latinoamérica representan solo el 4,6% del total del ecosistema de startups del sector.

A partir de Argentina para toda la región

100% digital y desarrollada por jóvenes emprendedores, BuenGiro trabaja en el desafío de revolucionar la manera de realizar pagos internacionales. Apunta a posicionarse como la principal herramienta de acceso sencillo para enviar valor en Latinoamérica, Estado Unidos y Europa. BuenGiro inició sus operaciones con la transferencia de pesos argentinos (ARS) a bolívares venezolanos (VES) y  a soles peruanos ( PEN) . Esto, en parte, por la urgente necesidad del público de transferir a sus familias en Venezuela. Se calcula que en los últimos años han migrado más de tres millones de venezolanos. La startup  contó con una ronda de inversión semilla de US$200 mil