Brexit y Huawei, agenda obligada del comercio global

Las últimas noticias afirman que el máximo Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) falló a favor de que el Reino Unido pueda revertir el Brexit de manera unilateral y por tanto frenar su salida de la Comunidad Europea. En tanto China amenaza con represalias a Estados Unidos por el caso Huawei; Pekín convocó  al embajador americano; mientras empresarios de EEUU frenan viajes por miedo a ser detenidos.

Veamos primero el caso de Gran Bretaña.El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha sentenciado este lunes que Reino Unido puede revertir el Brexit de manera unilateral y por tanto frenar su salida del club comunitario sin el permiso de los Veintisiete.

El fallo llega la víspera de que la Cámara de los Comunes vote la aprobación del Tratado de Retirada, negociado entre Londres y Bruselas pero que requiere de la ratificación de los Parlamentos británico y europeo para quedar en firme.

Hace una semana, el Abogado General del TUE Manuel Campos Sánchez-Bordona avaló en un dictamen el derecho a cambiar de opinión de un Estado miembro que ha notificado su “intención” -no “decisión”- de abandonar la UE y revertir así el proceso de desconexión.

Lo contrario, argumentó el abogado, implicaría en la práctica la “salida forzada” de la UE de uno de sus Estados miembro, que sigue siendo parte del bloque a todos los efectos.

La Justicia europea tras examinar dos meses el caso -lo que a decir de los juristas es poco tiempo-, y en respuesta a una consulta del más alto tribunal escocés, busca asegurar una conclusión antes de que se consume la salida automática de Reino Unido, el 29 de marzo de 2019

La directora de Huawei

Una catarata de noticias y declaraciones, por la detención por parte de Estados Unidos de la directora financiera de Huawei no paró durante el fin de semana.

El viceministro de asuntos exteriores chino, Le Yucheng, convocó ayer al embajador estadounidense, Terry Branstad, para exigir que se retire la orden de detención que pesa sobre Meng Wanzhou, quien fue detenida el pasado 1 de diciembre en Canadá.

El comunicado del viceministro chino invita a Estados Unidos a “corregir inmediatamente su error y revocar la orden de detención emitida contra la ciudadana china”. El comunicado avisa además que China “dará una respuesta” en función de cómo actúe Estados Unidos.

La detención de la ejecutiva China en Canadá tras emitir Estados Unidos una orden de arresto, tuvo lugar en un momento en el que ambas potencias negocian lo que podría terminar siendo una tregua, o una paz duradera, en la guerra comercial iniciada durante este año.

De hecho, el tono que China utiliza para hablar con el país americano parece más suave que el que usó contra Canadá, ya que la última demanda del Pekín a Estados Unidos llegó un día después de que el país asiático convocase, el sábado, al embajador canadiense con un mensaje más agresivo: “Liberen a la ejecutiva de Huawei o tendrán que enfrentarse a consecuencias inesperadas”, amenazó China sin eufemismos diplomáticos.

Con información de El Economista, España y agencias