Brasil suspendió exportaciones a China tras aparición de un caso de “vaca loca”

Brasil suspendió de manera provisoria las exportaciones de carne vacuna a China, después de la aparición de un caso de la enfermedad de la “vaca loca” en el centro del país.

La medida, tomada según un protocolo firmado por ambas naciones, podría repercutir en la Argentina, que tiene a China como principal comprador del producto.

El Ministerio de Agricultura y Pecuaria brasileño confirmó este lunes la aparición de una res con encefalopatía espongiforme bovina (EEB) y aseguró que fue sacrificada e incinerada en el matadero de Mato Grosso.

Las autoridades de Brasil comunicaron los detalles del caso a la Organización Mundial de Salud Animal (OIE) y a los países importadores, además de confirmar que “no se produjo la entrada de ningún producto en la cadena alimentaria humana o de animales”.

Sin embargo, este caso atípico de la enfermedad de la “vaca loca” obligó a detener de forma momentánea la exportación de carne bovina a China.

La suspensión provisoria responde a un protocolo firmado por ambos países en 2015, que prevé esta medida extraordinaria en caso de “dudas con respecto al surgimiento de algún tipo de enfermedad animal”, como puntualiza O Globo.

Así, sólo ingresarán a China los cargamentos que dejaron Brasil hasta el 30 de mayo, justo una semana después de que la ministra de Agricultura visitara China con el objetivo –entre otros– de fortalecer el flujo comercial del producto.

Según el sitio, Brasil exporta unas 96 mil toneladas de carne vacuna a China por año. La suspensión podría tener repercusiones en la Argentina, que cuenta con el mercado chino como principal comprador.

De acuerdo a datos del Insituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), en el primer cuatrimestre de 2019 se embarcaron casi 93 mil toneladas, lo que significa una suba del 90% con respecto al mismo período de 2018.

Los embarques a China representan el 69,2% del total de las exportaciones de la carne bovina argentina.