Brasil: cómo invertir desde Argentina

Los mercados globales ven al país vecino como la gran promesa de los emergentes, dado que se están encarando reformas estructurales bajo un gobierno con perfil promercado. Existen oportunidades para que los inversores locales puedan invertir en el país vecino desde la plaza local.

En Davos fue Brasil uno de los protagonistas centrales y destacó el potencial que tiene en medio de las reformas estructurales que se encuentran llevando a cabo. El ministro de economía, Paulo Guedes, sorprendió a los inversionistas con su ambicioso proyecto de privatizaciones y con una reforma jubilatoria bajo el brazo.

Datos positivos para Brasil

Con el programa de privatizaciones, el Gobierno brasilero busca recaudar unos u$s 35.000 millones desestatizando 300 compañías en 2020, mientras que se avanza en un proyecto de ley para acelerar el proceso de privatización. Para este año se espera un crecimiento del 2,3% del PBI y una inflación del 4,32%.

En medio de tal escenario, el Banco Central realizó un nuevo corte de la tasa de interés Selic 4,25%, ubicándola en un mínimo histórico. Finalmente, en cuestiones sobre la deuda, el principal analista de S&P Ratings sostuvo que “Brasil tardará en recuperar su nota de grado de inversión”.  El riesgo país de Brasil es casi un décimo del valor del de Argentina, valiendo 226 puntos y con tasas en los bonos a 10 años en 4,2%.

Brasil para este año: Gastón Sempere, Estratega de Inversiones de Banco Mariva remarcó que la encuesta Focus del Banco Central de Brasil proyecta un crecimiento de la economía de 2,3%, marcando una aceleración desde 0,9% estimado en 2019. Además, agregó que dentro de la región, Chile y Perú tienen aún más exposición a China en términos de volúmenes comerciados como porcentaje del PBI, clave a la hora de incorporar el riesgo de coronavirus a la economía mundial.

Actualmente Brasil se vuelve más atractivo en términos relativos considerando que Chile, Colombia, Perú y Bolivia sufrieron eventos de inestabilidad social y política en los últimos meses. Además, la economía de México continúa estancada, Argentina se encuentra en un proceso de reestructuración de su deuda, y que Brasil ya realizó la reforma jubilatoria el año pasado. No obstante, actualmente la parte corta y media de la curva de los bonos soberanos en dólares ya descuenta estos mejores fundamentos de Brasil con un rendimiento promedio de 2,4% anual y con tasas 40 puntos básicos menos que los comparables de la región. Los bonos largos de Brasil operan con rendimientos de 4,2% anual y operan con tasas 20 puntos básicos menos que sus comparables”, explicó Sempere.

El mercado aprueba reformas estructurales

A pesar de un contexto de bajo crecimiento regional y complejidad de avance de reformas estructurales, los logros de Brasil en materia fiscal contribuyeron a un saludable desempeño de sus activos financieros durante 2019.

Justamente, Nicolas Max, director de Asset Management de Criteria destacó que a los logros de Brasil en materia fiscal contribuyeron a un saludable desempeño de sus activos financieros durante 2019.

Si bien la recuperación económica sigue ralentizada, creemos que el ciclo de relajamiento que auspicia el Banco Central de Brasil al reducir su tasa de interés contribuye a estimular el crecimiento sin poner en riesgo la inflación, que yace controlada en torno al 4% anual. Por su parte, la reforma previsional aprobada en el Congreso ofrece un ahorro fiscal estimado entre 800.000 y 900.000 millones de reales durante los próximos diez años. Esto contribuyó a una mejora en la capacidad percibida de repago de la deuda, con compresión adicional de spreads en el último tiempo. No obstante, si bien la reforma estabiliza el ratio de deuda a PBI que crecía explosivamente, no contribuye íntegramente a su reducción, para lo cual reformas adicionales deberían ser implementadas para materializar un ciclo virtuoso”, explicó Max.

Con una visión similar, Diego Falcone, head estratega de Cohen remarca justamente el potencial del mercado brasilero gracias a las reformas estructurales que se han encarado recientemente.

 “Brasil es un país con una demografía muy favorable y con una sociedad joven. Además, el mercado descontó el fin del partido de izquierda, el PT y por ello el Bovespa subió tanto recientemente. Lo sorprendente es que el país logró devaluar sin que se dispare la inflación y continuar con el proceso de baja de tasa de interés, algo que nunca les había pasado. En estos años, logró atravesar diferentes gobiernos sin modificar sus políticas, encarando una mayor apertura comercial, reformas de privatizaciones, etc. Todo eso el mercado lo observa con buenos ojos”, explicó.

Cómo invertir desde Argentina

Dado este escenario, analistas del mercado local recomiendan diversificar portafolios mediante la exposición a activos de la región. En ese combo, ven a los instrumentos de Brasil como una buena alternativa.

Max consideró que los activos brasileños presentan drivers atractivos para un posicionamiento de portafolio.

La agenda de reformas estructurales, aunque momentáneamente en pausa, es un factor relevante para apuntalar el crecimiento económico y un círculo virtuoso favorable para los activos financieros. A valores actuales, observamos que las empresas de ese país presentan valuaciones en línea con su historia, dejando margen para capturar un upside a medida que se materializan las reformas pendientes y se fortalece la actividad económica”, afirmó.

La forma en que los inversores locales pueden posicionarse en activos de riesgo brasilero es fundamentalmente a través de Fondos Comunes de Inversión locales que invierten en activos regionales. Al posicionarse en estos fondos se está comprando riesgo regional, principalmente Chile y Brasil.

Falcone a su vez ve potencial en el mercado brasilero de mediano plazo y explica la estrategia implementada en el fondo que gestiona, el Cohen renta fija dolar. 

“En nuestro fondo Latam tenemos posición en acciones brasileras, aunque de corto plazo lo vemos un poco caro. Ello no implica que no tengamos posiciones estructurales en dicho mercado. Dado que los bonos grado de inversión brasileros subieron mucho, hoy en día vemos mayores oportunidades en bonos corporativos brasileros en moneda local. Estos instrumentos si bien pagan poca tasa real, el potencial deviene si se da un proceso de apreciación del real. Es decir, vemos que Brasil tiene una gran oportunidad en la medida en que se aprecie su moneda. En lo que respecta a acciones, tenemos una postura mas moderada”, señaló Falcone.

Las opciones que existen en el mercado local son variadas. Los fondos tienen distinta clase de exposición ya sea por país, así como por tipo de bono. Es decir, hay fondos que invierten mayormente en bonos de Chile y Brasil, así como en otros fondos de la región. Dentro de estos, pueden optar por bonos más cortos (menos volátiles) o más largos, los cuales pueden otorgar mayores rendimientos, pero debiendo enfrentar mayor volatilidad. A su vez, los gestores optan por invertir en bonos corporativos, soberanos o subsoberano de la región. La combinación de las selecciones de bonos que defina el gestor permitirá que se lleguen a rendimientos y volatilidades esperadas acorde al riesgo asumido.

Por último, y en cuanto a la posibilidad de invertir en acciones, desde el mercado local existe la posibilidad de comprar Cedears de Petrobras y de Vale principalmente, las cuales son dos de las acciones más importantes del país vecino.