Shell también aumentó los precios de los combustibles

Shell también aumentó los precios de los combustibles

La petrolera Raizen, a través de su marca Shell, se sumó a la decisión de YPF de incrementar el precio de los combustibles 3,5% promedio.

También lo hizo con un ajuste diferencial de valores de acuerdo a la región del país.

Fuentes de la compañía señalaron a Télam que “en Raizen, aumentamos los precios de nuestros combustibles Shell, en línea con lo que hizo YPF a nivel país.

Por su parte, Puma confirmó que en el transcurso de las próximas horas seguirán los pasos de YPF y Shell.

En tanto que desde Axion informaron que todavía no ajustaron sus precios, a la espera de evaluar el impacto en el mercado.

YPF señaló que la suba en los precios de los combustibles se decidió “con el objetivo de sostener la actividad de producción de la compañía”.

Pero agregó que también lo definió “teniendo en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país”.

Se trata del segundo aumento dispuesto por la empresa desde diciembre 2019.

El anterior se había concretado el 19 de agosto, con una suba promedio de 4,5%, y es parte de la recomposición de precios en surtidor para el sector.

En estaciones de servicios de YPF en la ciudad de Buenos Aires, la nafta súper pasó a costar $ 59,49 el litro; la nafta Infinia, $ 68,63; el diesel 500, $ 55,56; e Infinia diesel, $ 64,99.

El incremento en los precios de los combustibles es de 3,5% promedio, con un incremento mayor para el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde la suba promedio fue de entre 4,8% y 4,9%.