La Fed no conseguirá salvar a nadie

¿No era una buena noticia la baja de tasas de interés?”. Esta es una pregunta que me hacen con insistencia. La respuesta rápida es que no necesariamente.

Miguel Ángel Boggiano, CEO de Carta Financiera, analiza por qué la baja de tasas de la FED no resultó la buena noticia que se esperaba, “las bolsas estuvieron subiendo en base a dos supuestos que ahora se desvanecen”

Lo primero que tenemos que entender es que en el mercado lo único que importa es el futuro y no el pasado. Es decir que lo relevante son las expectativas.

Todos esperaban una baja del 0,25% (esa información “ya estaba incorporada en los precios antes del anuncio”). La gran expectativa estaba centrada en ver si Fed iba a dar indicios de más recortes. Y acá surgió la sorpresa decepcionante: el Presidente de la Fed, dejó en claro que este no era el comienzo de una serie de bajas futuras.

Donald Trump se mostró furioso con la decisión de la Fed. ¿Por qué? Mi interpretación es que Trump estuvo presionando a la Fed con bajas de tasa, justamente para tener el mayor espacio posible para continuar con la guerra comercial con China. Y fue exactamente lo que hizo el jueves cuando anunció por Twitter que impondría nuevos aranceles del 10% a sobre unos USD 300.000 millones de mercadería china.

Quedó en claro que las bolsas estuvieron subiendo en base a dos supuestos que ahora se desvanecen: la Fed no seguirá bajando tasas y el acuerdo comercial con China difícilmente se concrete.

La Fed no conseguirá salvar a nadie: la magia no existe.

El efecto que trae a la economía la baja de las tasas es abaratar el costo de tomar deuda.

Para la Argentina, el efecto de esto es muy remoto. Al momento de refinanciar la deuda, habrá factores mucho más determinantes para el país que la baja de 0,25% de la tasa de referencia de la Fed

Wall Street ve insuficiente la bajada de 0,25 puntos de la FED

El problema del déficit fiscal, la inestabilidad económica y la dificultad para conseguir dólares, hacen que la baja de la tasas sea una Aspirineta para un paciente con 40 grados de fiebre.Además, tenemos que entender hacia dónde se está moviendo el capital en el mundo.

El alza en el riesgo país argentino muestra que el mundo se ha puesto nuevamente en modo “risk off”, huyendo de los activos de alto riesgo.

El complicado panorama internacional de cara al futuro, con las tensiones comerciales entre las grandes potencias en el centro de la escena, también tendrá un peso mayor en los activos emergentes que los potenciales beneficios de la tan aclamada baja de tasas.

El crudo WTI sube 1,2% a la espera de la FED

Por eso es que, pese a la decisión de la Fed, el dólar se ha fortalecido no sólo frente al peso argentino, sino en general contra la mayoría de las monedas del mundo.

Como si esto fuera poco, debemos tener presente que la economía mundial está dando señales de una posible recesión en un futuro cercano.

Basta ver que la curva de interés sigue estando invertida (la tasa de interés anualizada a 3 meses es más alta que la tasa anualizada a 10 años) y que las últimas mediciones de los índices de actividad económica para la Eurozona y para los EEUU, indican contracción.

Es remoto pensar que en este contexto, la baja de tasas pueda favorecer a los países Emergentes, y más remoto aún, a la Argentina.