BlackRock rechazó la mejora, pero se mostró abierto a negociar

El FMI llamó a un acuerdo racional entre el gobierno y sus acreedores.

“Tenemos que esforzarnos para lograr la colaboración mutua entre acreedores y deudores, de una manera racional y respetuosa”, dijo Georgieva. BlackRock rechazó la mejora, pero se mostró abierto a negociar.

Georgieva planteó que el FMI hará su parte para garantizar “la transparencia de la deuda la reestructuración”.

La arquitectura financiera internacional continúa dando muestras de apoyo a la propuesta de reestructuración de la deuda de la Argentina. En el encuentro del G20 este miércoles la directora del Fondo Monetario Internacional llamó a un acuerdo racional entre acreedores y deudores para lograr los objetivos de la reestructuración.

El fondo de inversiones BlackRock que lidera al comité de acreedores Ad Hoc y Exchange aseguró que la Argentina dio pasos en la dirección correcta pero que no alcanza para cerrar la negociación.

Aseguraron que no fueron consultados sobre la enmienda final y consideran que es necesario encarar una nueva ronda de negociación para tener una propuesta que refleje cada una de sus necesidades.

La lectura del mercado es que BlackRock se muestra agresivo pero tendió un puente para llegar finalmente a un acuerdo.

Fondo Monetario

Las autoridades del Fondo Monetario Internacional volvieron a celebrar la oferta de la Argentina como una propuesta sustentable para resolver la tensión de la deuda externa.

“Sobre el caso de Argentina: el acreedor privado debe ver éste como un momento de acción, en el cual tanto acreedores como el país puedan unirse, y es por eso que tenemos que esforzarnos para lograr la colaboración mutua entre acreedores y deudores, de una manera racional y respetuosa”, dijo la directora del FMI, Kristalina Georgieva.

Planteó que tanto el FMI como el Banco Mundial harán su parte para garantizar “la transparencia de la deuda la reestructuración”. Estas palabras fueron planteadas en el encuentro ministerial de alto nivel del G20 y el Club de París, en la cual hubo un apoyo fuerte a la oferta argentina por la deuda. En el evento participó el ministro de Economía Martín Guzmán.

Ministros del G20

Entre los expositores se destacaron las palabras del ministro de Economía de Arabia Saudita, Mohammed Al Jadaan. Este funcionario fue uno de los más enfáticos en salir a respaldar el proceso de reestructuración de la deuda argentina.

“En algunos países existe la necesidad de un proceso de reestructuración ordenado y sostenible de la deuda soberana, con la participación de acreedores del sector privado”, aseguró.

Agregó que “un ejemplo de esto es el caso de Argentina, por el cual alentamos a los tenedores privados de la deuda a considerar la iniciativa de Argentina de una manera positiva”. Asimismo, el ministro saudí señaló que “el actual contexto de crisis global de la covid-19 también es un buen momento para alentar a los acreedores del sector privado, en general, a participar en estos esfuerzos llevados a cabo por los países más vulnerables”.

A su turno, el economista del Banco Mundial, David Malpass, afirmó que los acreedores privados del sector público también deben involucrarse”.

También Arturo Herrera Gutiérrez, ministro de Economía de México, sumó su voz de apoyo durante la reunión ministerial. “Me uno tanto a Mohammed como a Kristalina, deseando un rápido y sensible acuerdo entre Argentina y sus acreedores”, planteó.

Plateo argentino

El ministro Guzmán sostuvo que “ahora estamos haciendo nuestros máximos esfuerzos para reestructurar la deuda en moneda extranjera luego de un sendero de endeudamiento a partir de 2016 que terminó mal”.

Sobre los efectos de la pandemia, Guzmán señaló que “es fundamental evitar aumentos de la pobreza y de la indigencia y la destrucción de capacidades de las personas y de las empresas. Y las medidas que hemos implementado tienen que ver con esos objetivos”.

Comunicado de BlackRock

El fondo de inversiones a cargo de Larry Fink lanzó un comunicado para informar que no aceptará esta propuesta pero se encuentra abierto a seguir la negociación. “No es una propuesta que pueda ser apoyada por los acreedores más importantes de Argentina”, indicó a través de un comunicado.

“Ni el Grupo Ad Hoc Bondholder ni el Grupo Exchange Bondholder fueron consultados sobre los términos de la enmienda”, se agregó.

“La propuesta no refleja el aporte vitalmente necesario de los grupos de acreedores más grandes de Argentina para entregar a Argentina una reestructuración de la deuda exitosa”.

“Si bien no aceptamos la última propuesta es alentador proporcionar una base para un compromiso constructivo. Estamos preparados para entablar debates sobre modificaciones que puedan lograr una reestructuración consensuada, y creemos que todavía es posible un camino hacia la resolución completa de los problemas restantes”, aseguraron.

BlackRock planteó que “una reestructuración consensuada es la mejor ruta posible hacia un retorno de Argentina a los mercados internacionales de capital y un futuro económico sostenible para el país y su gente”.

“Como inversores a largo plazo que desean continuar invirtiendo en Argentina en los años venideros, seguimos unidos en nuestro deseo de alcanzar una solución que no solo brinde al gobierno el apoyo inmediato que necesita, sino también el marco económico y legal necesario para alentar futuras inversiones en el país”, cerraron.

Fuente: Página12