BlackRock: negocian modificar algunos aspectos legales del canje

El equipo económico adelantó que no habrá nueva oferta financiera equivalente a 53,5 dólares cada 100. Existen conversaciones para modificar algunos aspectos legales del canje para terminar de sumar al grupo de acreedores más agresivo.

La calificadora de riesgo S&P rebajó este martes la nota de dos bonos argentinos en moneda extranjera de la categoría “CC” a “D” (default). 

La calificadora de riesgo S&P rebajó este martes la nota de dos bonos argentinos en moneda extranjera de la categoría “CC” a “D” (default). Este cambio no tiene implicancias judiciales para la Argentina ni modifica la negociación que lleva adelante el país con los bonistas. Se trata simplemente de la calificación aplicada por Standars & Poor debido a que no se pagaron intereses por títulos con vencimiento en 2028 y 2048.

“En medio de las negociaciones en curso, el Gobierno no pagó aproximadamente 228 millones de dólares en intereses adeudados por dos bonos en moneda extranjera, bajo legislación extranjera, con fechas de pago original del 11 de julio y una fecha de pago aplicable del 13 de julio”, especificó la calificadora de riesgo a través de un comunicado.

El mercado tenía descontada la situación porque el equipo económico había advertido desde que se presentó la primera oferta para reestructurar los 66 mil millones de dólares con Ley del extranjero que no iban a continuar los desembolsos en divisas.

Los intereses de los dos bonos no pagados este mes se sumaron a los 503 millones de dólares que no se habían desembolsado el 22 de abril y a los 580 millones que tampoco se abonaron en concepto de intereses de tres bonos en la semana del 29 de junio.

Desde el Ministerio de Economía se mantienen firma con esta lógica adelantada a los inversores. Los próximos pagos de deuda en dólares se harán a partir de lo acordado en la reestructuración. En la última oferta el Gobierno propuso en 2021 volver a pagar intereses a tasas bajas de 0,125 por ciento e ir escalonando los rendimientos con el correr de los años.

La negociación de la deuda sigue en marcha hasta el 4 de agosto. El fondo de inversiones BlackRock dejó trascender nuevamente que se encuentra dispuesto a alcanzar un acuerdo si se logran algunas modificaciones a la enmienda final presentada ante la SEC.

En el Gobierno tienen voluntad de negociación pero dejó en claro que no existe margen para modificar el valor de recupero del 53 por ciento.

En el equipo económico se indicó que los marcos contractuales del acuerdo pueden flexibilizarse si las nuevas condiciones son avaladas por el Fondo Monetario Internacional o la asociación de mercado de capitales.

El principal objetivo de la Argentina es no retroceder en los avances legales generados a partir de 2014 para las renegociaciones de deuda soberana. En ese momento los principales organismos de la arquitectura financiera internacional comenzaron a proponer el uso de cláusulas de acción colectiva anti fondos buitres. El juicio del país en las cortes de Nueva York fue una de las claves la reforma de los esquemas contractuales.

El Gobierno además de avanzar en la renegociación de la deuda en dólares mantiene una estrategia de recomposición del mercado de títulos en moneda local en el mercado interno.

Esta semana la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Economía presentó resultados alentadores respecto de la política de emisión de bonos en pesos. En su último informe de gestión mencionó que en junio se consiguió renovar casi la totalidad de los vencimientos del mes.

“Se logró renovar casi la totalidad de la deuda en pesos del mes (92 por ciento). Una señal que refuerza el objetivo de recuperación del financiamiento genuino del Tesoro en el mercado local”, se precisó. En junio se hicieron pagos de deuda por 253 mil millones de pesos.

“En un mes en el que la magnitud de los vencimientos era relativamente importante y esa tenencia se encontraba mayormente en acreedores externos, el mercado local continuó apoyando el refinanciamiento del sector público a través de la suscripción y canje de instrumentos con un retorno sostenible”, aseguró el informe.

Los ratios de deuda pública en moneda local permanecieron estables en junio respecto del mes previo y por encima de los niveles de noviembre de 2014, cuando representaba el 14,3 por ciento. “Impulsar la demanda de instrumentos en pesos constituye un pilar necesario en el proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública y de la estabilidad macroeconómica, permitiendo aliviar las necesidades relativas de financiamiento en moneda extranjera y amortiguar el efecto negativo de la carga de intereses sobre la balanza de pagos”, concluyó el informe.

Fuente: Página12