Bienes personales en 2022: ¿Por qué sube lo que hay que pagar?

Bienes personales en 2022:  ¿Por qué sube lo que hay que pagar?

De acuerdo a la recaudación prevista se pagaría 56,7% más. ¿Por qué sube lo que hay que pagar? Otras claves.

Presión fiscal. Desde 2019 no se modifica el mínimo no imponible

Mientras el Gobierno prevé para 2022 una inflación del 33%, los contribuyentes alcanzados por el Impuesto sobre los Bienes Personales pagarían un 56,7% más de lo previsto para este año, de acuerdo a la recaudación prevista en el proyecto de Presupuesto para el año próximo. Representa una suba real de 23,7 puntos

Las principales claves son:

¿Por qué aumenta lo que hay que pagar?

A pesar que el proyecto prevé para este año una inflación del 45,1%, se mantiene desde 2019 sin cambios el mínimo no Imponible en $ 2 millones. En consecuencia, se amplía la base imponible del impuesto en términos nominales y reales.. También por el mayor valor del dólar y el mantenimiento de las alícuotas más altas que se aplican a los bienes en el exterior.

¿Qué bienes alcanza?

Bienes Personales es un impuesto que, a partir de un determinado valor (Mínimo No imponible) y uso, grava el patrimonio de las personas sobre los bienes situados en el país y en el exterior. Además de pagar el impuesto, es obligatorio presentar una declaración jurada anual, como sucede con Ganancias.

¿Cuáles son los principales bienes?

Con exclusión de la casa-habitación del contribuyente hasta $ 18 millones, valor que se mantiene sin cambios desde 2019, el impuesto incluye inmuebles, autos o dinero en efectivo fuera del sistema bancario o préstamos efectuados por el contribuyente. Los depósitos en caja de ahorro o plazo fijo están exentos. Y también la tenencia de títulos públicos argentinos que fueron emitidos con clausula de exención.

Están excluidas las viviendas únicas con un valor menor a $18.000.000. Si la vivienda excede ese valor, se paga por el total. Se toma en cuenta el valor real y el fiscal, de ambos el mayor.

Para los activos en el país, las alícuotas van del 0,5 al 1,25% Y para los bienes en el exterior del 0,7% al 2,25%.

¿Qué pasa con los bienes en el exterior ?

En el artículo 82 del Proyecto de Presupuesto 2022, el Gobierno propone que las tasas más altas sobre los bienes en el exterior se mantengan mientras esté vigente el impuesto. En la ley de Emergencia decía hasta 2020. Este año, la AFIP calculó los anticipos para el periodo 2021 tomando como base el impuesto del año anterior, o sea 2020, que tiene un monto incrementado por las mayores alícuotas. .

¿ Cuándo nació este impuesto?

EL tributarista César Litvin explica que “el impuesto sobre los Bienes Personales se creó, con carácter de emergencia, a partir del 31 de diciembre de 1991 vigencia por 9 ejercicios fiscales. Fue prorrogado sucesivamente y permanece vigente hasta el 31 de diciembre de 2022 y es esperable. No mide correctamente la capacidad económica al no permitir considerar los pasivos, razón por la cual queda afectado el “principio de igualdad” en las cargas públicas, lo que traducido significa: “A igual capacidad contributiva, igual impuesto”.

Su uso como financiamiento

Para el tributarista Marcelo D. Rodriguez “habiendo llegado la emisión monetaria a límites inimaginados y sin la chance de acceder al financiamiento externo, el aumento de la presión Fiscal sobre los patrimonios de los contribuyentes parece ser la única fuente genuina de recursos a la que puede acceder el Estado Nacional, lo que puede generar restricciones sobre la inversión.. A eso se agrega la posibilidad de que se incremente la tasa de Imposición sobre el Patrimonio neto de las sociedades y Fideicomisos, actualmente en el 0,50%.

Fuente: Clarín