Beldi: ¿Qué hacen los argentinos inquietos por el destino de sus dólares?

Por Luis Beldi

Las reservas están íntimamente ligadas al destino de Mauricio Macri. No lo comentan en voz alta, pero igual a lo que sucedió con el gobierno anterior, nadie quiere entregar un Gobierno sin reservas. En este caso, la pregunta tiene relación con el final del mandato, el único honor que se quiere llevar el actual mandatario.  

Los antecesores pudieron dibujarlas con los swaps chinos y la venta de dólar futuro, además de la emisión de billetes. Pero, los actuales habitantes de la Casa Rosada no tienen ningún as bajo la manga y su estadía está atada a la capacidad de tener dólares contantes y sonantes para pagos de la deuda, intervención del mercado y evitar el caos de una corrida cambiaria,

De cualquier manera, al ritmo de caída de los depósitos, el próximo gobierno va a encontrar un nivel exiguo de depósitos en los bancos. Muy inferior a los USD 14 mil millones que dejo Cristina Fernández de Kirchner. El traspaso diario de dólares al colchón promedia los USD 200 milllones diarios y está el grupo de los que se preguntan qué hacer con los dólares que no blanqueó. Otros, menos preocupados por esa instancia, están jugando al dólar puré dada la diferencia de precios con el mercado “blue” que paga más altos los dólares que adquieren en los bancos. No son pocos los que buscan fugas al exterior. La mayoría se conforma con las cajas de seguridad.

De hecho, comenzaron a revivir en Chile y Uruguay los bancos que en la gestión anterior hicieron un sobre stock de cajas de seguridad por demanda de los argentinos que huían del plan económico del kirchnerismo. Cuando quedaron con los brazos caídos porque la victoria de Mauricio Macri los dejó sin clientes, revivieron y no parecen ser suficientes, de acuerdo al ingreso de dólares que observan cada día para contener los ahorros de los pequeños y medianos inversores.

Hay que aclarar que Chile y Uruguay son destino de ahorristas promedio de USD 20 mil dólares.

Lo que tiene más contento a los chilenos es el resurgir de su bonos de la deuda que ante la demanda de los argentinos para refugiarse de cualquier contingencia, los están comprando a través de los Fondos Comunes de Inversión radicados en la Argentina. Son bonos que rinden menos de 2% pero al que los compra les interesa el refugio que les proporciona.

Esos fondos hoy están armados con bonos chilenos en su mayoría más un porcentaje de 20% de bonos norteamericanos y algunos bonos de empresas brasileñas que son preferidos ante que los bonos estatales de Bolsonaro.

Los Argentinos, volvieron a épocas que ya conocen, por eso se desenvuelven con soltura.