Bancos privados salen a competir por el segmento de jubilados y ofrecen beneficios a sus clientes

Varios bancos privados comenzaron en las últimas semanas a ofrecer descuentos y beneficios de distinto tipo a jubilados y pensionados para tentarlos a que traspasen el cobro de sus haberes a esas entidades.

Entre ellos figuran el Santander, el BBVA y el Comafi que, dependiendo del caso, ofrecen cuentas sin cargo, reintegro de consumos, descuentos en farmacias, retiro de efectivo sin tarjeta de débito y blanqueo de P sin necesidad de ingreso al homebanking, entre otros.

Se trata de entidades que, según datos a septiembre de 2019 del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), tienen a su cargo apenas el 3,6% del total de jubilaciones del país con 117.286 en el Santander, 116.448 cuentas en el caso del BBVA y 61.520 en el Comafi.

El Banco Santander lanzó esta semana “Cuenta Mayor”, una caja de ahorro que bonifica la totalidad del costo de la cuenta y permite una atención preferencial en el Contact Center de Santander, para que puedan hacer consultas y trámites con agilidad, asistidos por un especialista.

Asimismo, ofrece a los jubilados y pensionados que empiecen a cobrar su jubilación en el banco un 25% de descuento en sus compras de farmacia, 15% de ahorro en seguros de automotores, vida o vivienda hasta diciembre de 2020, y tasas preferenciales en préstamos personales y prendarios.

Por su parte, el Banco Comafi anunció la posibilidad de extraer efectivo de cajeros sin usar la tarjeta de débito por hasta $20.000 diarios y el blanqueo de P de la tarjeta de débito de manera vía Whatsapp, sin necesidad de acudir a las sucursales bancarias.

En ambos casos, el cliente deberá consultar vía WhatsApp (+ 54 9 11 3851 2840) o ingresando a www.comafi.com.ar donde, con sólo ingresar el número de DNI y número de su beneficio social, se inicia un proceso de validación de identidad que le entrega al jubilado o jubilada los datos para poder extracción su haber o blanquear su P.

“Es una solución tecnológica muy sencilla para desalentar las largas colas e incentivar en este grupo de clientes al uso de medios digitales como una nueva alternativa para hacerse de dinero de forma rápida y segura”, afirmó Darío Silva, gerente de Marketing del Comafi.

En el caso del BBVA, lanzó también esta semana una campaña para que jubilados y pensionados que comiencen a cobrar sus haberes antes del 30 de junio en el banco tengan una cuenta crediticia bonificada por 12 meses y $ 3.000 y $ 5.000 de “cashback” para los que elijan las cuentas Premium a través de su tarjeta de crédito.

La semana pasada el Banco Central (BCRA) resolvió que la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y los institutos o cajas provinciales puedan definir en qué banco y sucursal se abrirá una cuenta para hacer efectivo el pago de las jubilaciones y pensiones a su cargo.

La decisión fue tomada con el objetivo de esta medida de ampliar la cantidad de sucursales y mejorar la distribución geográfica en todo el país, a través de las cuales se pagan jubilaciones y pensiones.

Según los últimos datos del SIPA, actualmente hay 8.228.939 jubilados y pensionados cobran todos los meses sus asignaciones a través de 32 entidades bancarias de las cuales las primeras cinco -Banco Nación (25,3%) Supervielle (13%), Provincia (8,7%), Macro (7,2%) y Piano (6,2 %)- concentran el 52% de los pagos.

Fuente: Télam