Banco Central de Turquía vuelve a recortar tasas de interés

Banco Central de Turquía vuelve a recortar tasas de interés

En cuatro recortes consecutivo la autoridad monetaria ha rebajado los tipos en cuatro puntos porcentuales, bajo presión del presidente Recep Tayyip Erdogan, que apuesta por abaratar el crédito para reactivar la economía.

El Banco Central de Turquía recortó hoy jueves su tasa de política monetaria por tercera vez consecutiva, atendiendo a las demandas del presidente Recep Tayyip Erdogan de abaratar los créditos, incluso con la divisa cayendo y las perspectivas de inflación deteriorándose.

El Comité de Política Monetaria redujo su tasa repo semanal en 100 puntos base a 15%, en línea con la estimación mediana de una encuesta de Bloomberg a 24 economistas.

Frustración inversionista

Mientras la mayoría de los bancos centrales están endureciendo su política, a medida que la recuperación global alimenta un alza general de precios, la decisión de Turquía de rebajar en cuatro puntos porcentuales las tasas desde septiembre ha resonado en los mercados y frustrado a los inversionistas, quienes califican la política de errática e impredecible.

La lira turca se hundió a un mínimo récord en relación al dólar luego de la decisión, borrando ganancias previas. Acompañando la decisión, el Banco Central señaló en un comunicado que podría hallar espacio para un recorte final en diciembre, aunque lo que describió como presiones inflacionarias transitorias ahora amenazan prolongarse hasta fin de año.

Lo que parecía ser la luz al final del túnel fue desechado por los analistas en un país donde Erdogan, un autoproclamado «enemigo de las tasas de interés», ha despedido en reiteradas ocasiones a los banqueros centrales por no ajustarse a sus demandas de relajamiento crediticio. El gobernador Sahap Kavcioglu es el cuarto desde 2019, con un presidente que despidió a sus tres predecesores inmediatos y removió a los miembros del comité que se opusieron a los recortes.

También te puede interesar: Lira turca cae a mínimos históricos tras insistir Erdogan en bajar las tasas de interés

Ciclo de rebajas

«La decisión de hoy aporta más evidencia de que al Banco Central simplemente no le importa el valor de la lira y rechaza la noción de que la devaluación sustancial tendrá consecuencias seriamente negativas», digo Piotr Matys, analista senior de divisas de InTouch Capital en Londres.

«Es improbable que el mercado se compre la idea de que el ciclo expansivo terminará en diciembre. No debería llamarse ciclo expansivo, sino más bien un peligroso experimento de política monetaria que tendrá serias consecuencias negativas».

Los inversionistas se prepararon para otro recorte luego de que Erdogan, en vísperas de la decisión, prometió aliviar la carga de las tasas de interés en los ciudadanos. Evocando enseñanzas islámicas que prohíben la usura, los comentarios fueron la última iteración de su mantra poco ortodoxo de que los costos de endeudamiento causan inflación en lugar de frenarla.

El descenso de la lira mantuvo la inflación de Turquía en dobles dígitos desde fines de 2019. Presionado por las demandas del presidente, la autoridad monetaria ya había recortado la tasa en un total de 300 puntos base en dos consecutivos e inesperados movimientos antes de la reunión de hoy.

Las rebajas empujaron los rendimientos reales más profundo en territorio negativo, mientras los precios al consumidor escalaron a 19,9% anual en octubre. La lira se debilitó más de 30% contra el dólar este año, y sobre 15% solo este trimestre, la moneda con peor desempeño entre todas las divisas principales que monitorea Bloomberg.

Apuesta al crédito

Durante décadas, el dominante partido AKP de Erdogan ha sustentado sus logros electorales en rápidos niveles de crecimiento económico, que suelen ser gestionados mediante la reducción del costo de endeudamiento, lo que estimula la expansión del crédito.

Cuando la economía se hundió durante la pandemia, el apoyo a Erdogan y su partido también cayó a mínimos históricos, llevándolo a redoblar sus esfuerzos para impulsar el crecimiento, pese a que el aumento de precios está dañando especialmente a sus tradicionales bases obreras.

La agencia de estadísticas estatal publicará el 30 de noviembre el PIB del tercer trimestre, y el 3 de diciembre la inflación de octubre. El Banco Central elevó sus proyecciones de inflación a 18,4% para el cierre del presente año.

Fuente: Diario Financiero Cl