Ayuda exprés para las pymes que no puedan pagar salarios


Con el parate casi total en la economía debido a la cuarentena por la pandemia de coronavirus, las empresas -sobre todo las pymes empiezan a mostrar su desesperación porque no saben cómo harán para poder afrontar el pago de los salarios de marzo, en muchos casos ya la semana que viene. Según adelantaron ayer en el Gobierno a Clarín, la Jefatura de Gabinete y los ministerios de Economía y de Trabajo avanzan en un esquema que se anunciaría en los próximos días y que permitiría a las empresas “agilizar” y “flexibilizar” los trámites para acceder de manera exprés al programa de Reprogramación Productiva (llamado REPRO). “El Presidente pidió que se apure una resolución”, confiaron en Trabajo. El REPRO brinda “una suma fija mensual remunerativa de hasta un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil por trabajador” destinada a completar el salario.

Hoy por hoy, para un empresario pyme es más simple lograr una audiencia con Donald Trump que lograr ingresar al programa REPRO, de tantas condiciones y exigencias que pone el Estado. En septiembre del año pasado, 40 empresas nucleadas en CAME iniciaron el trámite, pero ninguna lo obtuvo, recordó Pedro Cascales, directivo de esa cámara. En el sitio argentina.gob.ar se detallan los requisitos para acceder: desde constancia de inscripción en la AFIP hasta los tres últimos balances firmados por contador público y certificados por el consejo profesional, cuadro de situación, gastos, planilla de trabajadores, detalle de los dueños.

Hasta te piden las factura de los servicios de energía para poder comparar si de un año a otro tuviste menos actividad”, contó un empresario que inició, aunque todavía sin éxito, el trámite.

En Trabajo dijeron que se está elaborando un nuevo esquema para agilizar el trámite, pero que además se debe resolver si todos las pymes que pidan REPRO podrán acceder o si habrá alguna segmentación. También se debe definir el monto.

Desde octubre el salario mínimo en la Argentina es de $ 16.875. Pero el REPRO es para cubrir “hasta” un salario mínimo. En otras palabras: en vez de un salario mínimo, el Estado puede ayudar, por ejemplo, con una parte de esos $ 16.875 para el pago del sueldo de una pyme.

“Sería una ayuda, pero muy insuficiente. El salario de la categoría más baja de un trabajador mercantil es de $ 41.000”, apuntó Mario Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio.

“Sí, el REPRO es mejor que nada, pero todos nuestros trabajadores de convenio están por arriba del mínimo”, coincidió el directivo de CAME Pedro Cascales.

En ambas cámaras patronales repiten que casi todas las empresas que representan están en alerta porque no saben cómo harán para pagar los sueldos.

Fuente: Clarín