Aumento a los encargados de edificios, se espera un incremento en las expensas

Aumento a los encargados de edificios, se espera un incremento en las expensas

Arreglaron un 29% en tres tramos y según los cálculos de administradores la suba en las expensas comenzará a percibirse entre este mes y el próximo.

Tras el aumento salarial que acordaron los encargados de edeficios, se espera un incremento en las expensas porteñas.

Tras algunos meses de cierta estabilidad, vuelven a aumentar las expensas en edificios porteños. Es por el incremento salarial a los encargados, del 29%. El primer tramo llega este mes, con un 15% de suba de sueldos retroactivo a julio. En diciembre los gastos comunes agregan otro 8%, y los de marzo, el 6% restante.

Al final de estos tres tramos, las expensas serán como mínimo un 14,5% más caras, ya que los sueldos representan al menos la mitad de los gastos comunes en edificios porteños, y en algunos pueden llegar al 70%.

Con todo, esta primera entrega del aumento impacta menos en las expensas de septiembre de lo que podría pensarse: los administradores destacan que la mayor parte fue absorbida por el aumento solidario otorgado por decreto desde enero, que ahora dejó de cobrarse. También juegan otras variables, como las horas extras y plus que tenga el personal en cada consorcio.

La segunda cuota de incremento, en cambio, golpeará el bolsillo en mayor medida a fin de año. Y la que venga en marzo, en tanto, puede llegar a sumar alguna cláusula salarial que se apruebe a principios de 2021.

El nuevo acuerdo, homologado por el Ministerio de Trabajo de la Nación el 19 de agosto, fue firmado por representantes de la Federación Argentina de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (FATERYH), que dirige Víctor Santa María (también presidente del PJ porteño), la Unión de Administradores de Inmuebles (UADI), la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal (AIERH) y la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal (CAPHAI). Los propietarios e inquilinos, que son los que pagan, siguen sin tener participación de peso en la discusión. 

Tras el aumento salarial que acordaron los encargados de edeficios, se espera un incremento en las expensas porteñas. Foto: Mario Quinteros

Todavía es muy temprano para saber si estos aumentos impactarán en el nivel de morosidad en edificios porteños, que en abril tuvo un pico. Hoy oscila entre el 20 y el 30%, según las distintas cámaras de administradores. Los edificios con locales comerciales cerrados en cuarentena son los que más deuda acumularon.

“De a poco está mejorando el pago. Hoy la morosidad es de entre el 20 y el 25% en edificios de viviendas y del 40% en los de oficinas, que siguen siendo los más complicados”, precisa Matías Ruiz, presidente de la Asociación Civil de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal (AIPH).

En los edificios con administradores de la AIERH, la morosidad es un poco más alta, en torno al 30%. Y en los consorcios nucleados en la CAPHAI “hoy ronda en algunos casos el 26%, pero hay otros complejos con un 15% y la mosca blanca del 6%”, detalla Daniel Tocco, vicepresidente primero de esa cámara.

El aumento a los encargados de edificios impactará en el costo de las expensas.

“Igual es un porcentaje alto de morosidad: por cada $1.000 que tenés que recaudar, al cobro hay que poner $ 1.250 aproximadamente”, agrega Tocco. De hecho, en algunos consorcios la deuda lleva a aumentar las expensas para revertir el déficit, una solución rápida pero a largo plazo poco efectiva, que termina afectando justamente a los cumplidores.

Para Tocco, además de la morosidad, hay que tener en cuenta los cambios en los plazos de pago. “Hace dos o tres años los administradores podíamos tener el 50% antes del 10 de cada mes. Hoy para esa fecha llegamos al 13% en promedio y el resto va entrando desde ese día hasta el 28”, explica.

Este anuncio de aumentos se da casi en simultáneo con otro: el del protocolo de uso de espacios comunes en edificios. La semana pasada, el Gobierno porteño había adelantado que a principios de esta publicaría normas para reabrir de forma segura parrillas, lavaderos, canchas de tenis, correderas, parques y terrazas en consorcios.

La medida, reclamada por vecinos, generó muchas dudas en relación a su implementación. En diálogo con este diario, representantes de organizaciones de administradores y de consorcistas destacaron que la falta de una autoridad de control y de personal para desinfectar adecuadamente complicaría la puesta en práctica del protocolo.

Es por eso que la reapertura de esos espacios comunes sigue en suspenso. También queda por verse si ese futuro protocolo aumentaría los gastos en los consorcios. Quienes viven en edificios tienen, por ahora, otras cosas de las que preocuparse: los nuevos incrementos salariales y los surgidos en edificios que cuentan con calefacción central, donde en invierno las expensas pueden llegar con hasta un 40% de monto extra.

Fuente: Clarin