Argentina respalda la suspensión a Venezuela en la OEA

El canciller Jorge Faurie llamó hoy en la Organización de Estados Americanos (OEA), a “defender la democracia y el respeto a los derechos humanos en Venezuela”, y respaldó el inicio del proceso para suspender a Caracas de la institución interamericana.El canciller Jorge Faurie llamó hoy en la Organización de Estados Americanos (OEA), a “defender la democracia y el respeto a los derechos humanos en Venezuela”, y respaldó el inicio del proceso para suspender a Caracas de la institución interamericana.
“Los países de la región no podemos ser indiferentes frente al sufrimiento de un pueblo hermano y debemos redoblar esfuerzos para dar soluciones”, afirmó Faurie al hablar hoy en el primer día de sesiones de la 48va. Asamblea General en la sede central de la OEA, en Washington.
El canciller sostuvo que “Argentina, al igual que otros países, desconoce la legitimidad del proceso electoral venezolano del 20 de mayo y sus resultados por no respetar las garantías para ser aceptado como un proceso libre, justo y transparente y democrático”.
El titular del Palacio San Martín sostuvo que “frente a la ruptura del orden democrático, la OEA tiene un instrumento bien claro, la Carta Democrática Interamericana. Por ello es imprescindible que en las actuales circunstancias de gravedad, se apliquen los mecanismos previstos en dicha carta de modo que la OEA revitalice su rol como defensora de la democracia representativa”.
Faurie hacía así referencia al proyecto de resolución presentado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México y Perú, que en su último punto llama a “aplicar, en estricto apego al texto y espíritu de la Carta Democrática Interamericana, los mecanismos para la preservación y la defensa de la democracia representativa previstos en sus artículos 20 y 21”.
Esto significa, según plantea el artículo 20, que el Consejo Permanente de la OEA puede disponer “gestiones diplomáticas necesarias incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática” en uno de los Estados miembro “cuando se produzca una alteración del orden constitucional” y luego, de acuerdo al artículo 21 de la Carta, en caso de constatarse “que se ha producido la ruptura del orden democrático” y habiendo sido “infructuosas” las instancias diplomáticas, suspender al Estado miembro a través de un período extraordinario de sesiones.
“La comunidad internacional ha depositado su confianza” en esta Asamblea General, aseveró Faurie señalando que “el prestigio y relevancia” del organismo multilateral “está en juego”, siendo esta Asamblea General, “una oportunidad de reafirmar el rol hemisférico de la organización en defensa y promoción de la democracia, los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo que son sus cuatro pilares funcionales”.
Por otro lado, en su intervención en el primer bloque del encuentro, el canciller se sumó a las declaraciones de otros colegas sobre la situación Nicaragua y aseguró que Argentina “condena todas las manifestaciones de violencia”.
“En especial lo que sea la represión a los ciudadanos que se manifiestan pacíficamente”, dijo, y lamentó “profundamente el elevado numero de muertes en especial de jóvenes que enlutan a ese país”.
“Conservamos la expectativa de que el diálogo nacional pueda continuarse y que haya un firme inequívoco compromiso de todas las partes por afianzar la paz cesando la violencia”, concluyó.

Fuente: Télam