Argentina, otra vez atractiva, para los inversores de riesgo

Este lunes, Mauricio Macri y Nicolás Dujovne intentarán transmitir los drivers que indican una reducción del riesgo argentino y mayor optimismo, a los inversores de Wall Street, durante su visita a Nueva York. El Presidente participará de la Asamblea General de Naciones Unidas, y además se entrevistarán con medios financieros norteamericanos.

Las condiciones para que el “voto de confianza” perdure están vinculadas a que se amplíe el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y se apruebe el Presupuesto 2019; además de estimar que el escenario internacional no suma fundamentals que amenacen a reencender tensiones que terminen repercutiendo en las economías emergentes.

Pero también se suman razones domésticas para ese voto de confianza. “El argentino es cortoplacista, baja un poco el dólar y ya se escucha hablar de aire para ganar las elecciones” apuntan el la city con suspicacia. “Estabilidad económica por un lado, arrinconamiento del kirchnerismo en la causa de los cuadernos, por otro; un Peronismo desorganizado y que ahora suma la ausencia de De la Sota como un desequilibrio también a superar aparte de las diferencias internas”, enumera Gastón Vai de MT Capital.

En el mercado estiman que con la letra chica del acuerdo con el Fondo Monetario Internacial, se podrían triplicar en las próximas semanas lás inversores de oportunidad; tal como lo que se vio en esta semana, en la que hubo ingresos por alrededor de U$S 1.000 millones para aprovechar las Lecap, las Letras del Tesoro Capitalizables en Pesos, que lanzó el Tesoro para absorber los pesos por el desarme de Lebac.

Grandes fondos como Goldman Sachs confirman nuevamente “la compra a precios de oportunidad” de deuda argentina y de deuda turca, a la espera de un fuerte rebote que les generen las mayores ganancias. Pero no son todos, otros inversores esperan que el peso se estabilice para volver a la Argentina, como le dijo el manager de mercados emergentes Brendan Murphy a Bloomberg, que decide sobre una cartera de U$S 38 mil millones.

De todas formas, con la misma rapidez que llegan, los fondos se van. “La Argentina tiene hoy un nivel de exposición a movimientos bruscos de posicionamientos en pesos y en dólares importantes. Cuando hay una sensación de estabilidad hay ingreso de flujos y cuando empiezan a aparecer sombras ese flujo deja de llegar y genera la volatilidad que se vio tanto en el dólar como en los activos. La estabilidad se gana día a día”, aseguró Lucas Lainez, managing partner de Puente.

Fuentes: propias, diario Perfil