Argentina lidera la digitalización agropecuaria global

El 2018 fue el año en el que el agro avanzó y se consolidó en la digitalización en Argentina. Según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario, son las nuevas generaciones las que están impulsando esta revolución.

Tal como refiere el estudio, los nacidos desde 1996 en adelante serán los más ávidos en incorporar el avance exponencial de la tecnología digital en el agro. Estas personas no conciben un mundo sin internet o celulares, por lo tanto la conexión en el campo será tan vital como cualquier otro servicio público.

Las generaciones futuras del campo tenderán a resolver desde el smartphone sus finanzas, compras de insumos, ventas de granos, órdenes de trabajo, logística, monitoreo de lotes con drones o imágenes satelitales.

Esto lo confirma la encuesta sobre Necesidades del Productor Agropecuario (ENPA) realizada por el Centro de Agronegocios y Alimentos (CEAg) de la Universidad Austral, que revela que más del 40% de los encuestados están dispuestos a realizar compras por internet en los próximos 5 años de sus insumos, semillas y fertilizantes.

HACIENDO PUNTA DESDE ARGENTINA
Tal como revela un informe publicado por la Revista Apertura, uno de los casos más importantes es Agrofy, una startup rosarina que recibió u$s 6 millones en marzo de 2018. Actualmente es uno de los tres sitios de agro más visitados del mundo occidental con: 2 millones de visitas por mes, las publicaciones de 6000 empresas y casi 60 mil productos listados en 12 categorías diferentes que generan más de 45 mil contactos de negocios por mes.

El mayor aporte de Agrofy al comercio electrónico en Argentina es haber logrado que los productores puedan encontrar a todos los participantes de la cadena en internet. Desde pequeños talleres a las grandes marcas con su red de distribución online, lo que no sucede ni Europa ni EEUU: “Los productores tienen una gran oferta disponible online, desde las empresas más chicas a las más grandes, lo que no pasa en otra parte del mundo”, detalla Maximiliano Landrein, CEO de Agrofy.

Da un ejemplo: “Farmers Business Network, líder en internet en el agro en Estados Unidos, lo que hace es comprar productos commodities y revenderlos, son un distribuidor online que compite con la cadena actual. El único lugar donde encontrás las grandes marcas globales con su red de distribución es acá, porque nuestro aporte como empresa de tecnología es colaborar con las empresas a que se digitalicen, teniendo en cuenta sus estrategias comerciales no disrumpiendo lo que funciona”.

Según comenta Landrein, el productor encuentra a sus proveedores locales, con los cuales está acostumbrado a operar y tiene confianza, en un mismo canal online. “El productor argentino encuentra eso, todo lo que ve en el mundo offline en internet. Cuando compra insumos, maquinarias o vehículos tiene a la vez acceso a un crédito de un banco y a un seguro. Eso es lo que logramos, que todo el ecosistema del agro esté ahora online”.

El mercado online del agro, que tiene apenas tres años de vida y ya se está expandiendo regionalmente por Brasil y por toda Sudamérica, lleva a las empresas argentinas a que puedan exportar gracias a tener presencia online en todos los países. “Esos catálogos que tenemos digitalizados estamos replicandolos en todos lados para que con la presencia online sea más fácil encontrar nuevos clientes en mercados recientes para las empresas argentinas”, expresa Landrein.

GRANDES EMPRESAS QUE APUESTAN A LO ONLINE
Maquinaria, insumos, seguros, bancos, rodados, son algunas de las categorías donde las grandes compañías se volcaron a publicar sus productos y servicios.

Como empresa con fuerte desarrollo tecnológico y equipos con equipamiento digital de avanzada, CLAAS trabaja para estar presente de todas las formas posibles junto a los productores y contratistas argentinos. “Hace ya algunas campañas que nos volcamos al e-commerce. Lo hacemos porque estamos convencidos de que la comunicación digital está cada día más arraigada en los hábitos de todos y esto incluye a los propietarios y usuarios de maquinaria agrícola”, cuenta Daiana Repetti, marketing de CLAAS Argentina.

Nicolás Loria, Manager de Marketing Services de Corteva, división de DowDupont, diferencia dos conceptos claves: “No es lo mismo ‘digitalizar’ un proceso que ‘pensar digital’. Digitalizar es convertir los procesos para hacerlos más accesibles, como subir una orden de compra a un sistema o crear una app. En cambio, pensar digitalmente es creer que existe otra forma de realizar negocios sin tener contacto físico con una mercadería en un depósito. Este ecosistema de lo digital nos convoca a trabajar de una manera distinta”.

Para Nicolás Calcabrini, Jefe Comercial de Seguros Agropecuarios de Sancor Seguros, lo digital representa un espacio que les permite tener un vínculo fuerte con el productor agropecuario, que por las características propias del negocio del seguro, en general, convive un esquema mixto de consulta online y cierre de ventas presencial: “Permite visibilizar la marca y nuestra propuesta de valor para el segmento agrícola, que luego generalmente deriva en un contacto que atendemos a través de nuestra amplia red de referentes comerciales, productores asesores de seguros, en todo el país”.

Por su parte, Marcelo Mc Grech, gerente de Agronegocios del Banco Galicia, sostiene que para ellos estar acompañando ese proceso de digitalización es “ir viendo de qué manera podemos aportar conocimiento y herramientas, y a su vez empezar a ser parte de esta nueva tendencia de los negocios”. Mc Grech advierte que si bien el sector agropecuario adopta rápidamente tecnología, siempre va con pasos cortos. “Hay que agilizar procesos y demostrar la confianza en los mismos. Debemos derrocar el mito de la inseguridad”.

Por último, Ana Laura Zotti, de Volkswagen Camiones y Buses, cuenta que desde hace varios años llevan adelante una estrategia de acercarse más al cliente y notaron en estos últimos tiempos que éste se encuentra utilizando los medios digitales: “Estas herramientas permiten acaparar un mercado que desde el canal tradicional no podríamos llegar de la misma manera”.

Fuente AGROFY