Las Pymes tendrán hasta 10 años para pagar sus deudas

En el marco de la emergencia económica, social y productiva que sancionó en diciembre la Legislatura bonaerense, el gobierno de Axel Kicillof lanzará en los próximos días un plan de pagos para pequeñas y medianas empresas. Así lo adelantó el Director de la Agencia de Recaudación de la Provincia (ARBA), Cristian Girard, al medio La Capital de Mar del Plata. El organismo trabaja para pulir los detalles del programa con los ministerios de Producción y Trabajo y el Banco Provincia.

“La idea es lanzar un plan con hasta 120 cuotas, es decir, con hasta 10 años de plazo para pagar. Vamos a definir si hay una quita de los intereses y de qué nivel va a ser esa quita. Y después la tasa. Estamos pensando qué tasa de interés va a aplicar al plan”, reveló Girard en Mar del Plata, en el marco de una visita para coordinar las acciones que lleva a cabo ARBA en el marco del Operativo Verano 2020.

“Lo que vamos a buscar es que, si el pago es pronto, haya un beneficio importante. La intención es que si las pymes o las empresas que quieran regularizar su deuda pagan en una, tres o seis cuotas tengan un beneficio importante. Y que si la van a financiar a largo plazo, que tengan una financiación razonable mirando lo que es el sistema financiero”, anticipó el funcionario. E insistió: “Si la idea es pagar en una, tres o seis cuotas, los beneficios van a ser grandes”.

Girard también evaluó la ley impositiva bonaerense. Remarcó que “el signo” que tiene “es la progresividad”. “Lo que busca es sostener en términos reales la recaudación de la Provincia, pero cobrándole más a los que más tienen y dándole un beneficio a los que menos tienen”, explicó.

Aunque después de la aprobación de la norma el gobierno provincial alertó que con los cambios al texto original la oposición había bajado en “10 mil millones” la recaudación potencial de la Provincia, Girard evitó recalentar la controversia. “Es una recaudación potencial que perdimos con los cambios que se introdujeron en la ley, pero bueno: es mejor tener ley que no tenerla. Nosotros decimos que no es la mejor ley, pero es mejor que la última de (María Eugenia) Vidal. Con lo cual, si bien no estamos contentos, creemos que es mejor tener esta ley que tener la anterior”, diferenció.

El Director de ARBA discrepó con quienes sostienen que la Argentina tiene una de las presiones tributarias más altas del mundo. “Es una discusión ideológica. No es una cuestión técnica, porque los números dicen otra cosa. Cuando vas a mirar un ranking del peso de los impuestos sobre el Producto Bruto Interno, Argentina no lidera. Lejos de eso, los países que mayor peso tienen son los que tienen el estado de bienestar más importante, sobre todo los escandinavos. Es decir que los datos refutan que en la Argentina la presión tributaria sea alta”, lanzó. Y apuntó: “Lo que están planteando de fondo quienes sostienen eso es que que con el cobro de impuestos se desincentivan las inversiones y que el Estado tiene que ser chico”.