Apoyo con reclamos: la postura de empresarios frente al Gobierno

El nuevo paquete que el Gobierno formalizó a través del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción establecido en el Decreto de Necesidad y Urgencia 332, generó una primera reacción positiva entre los empresarios. Sin embargo se destaca que algunos segmentos del espectro empresarial queda fuera de los beneficios y hay aspectos a considerar para normalizar el funcionamiento de las economía.

El principal problema de hoy es afrontar el pago de salarios de marzo y meses subsiguientes si la cuarentena se prolonga, pero evitando que se corte la cadena de pagos, con gran parte de los comercios e industrias, con sus puertas cerradas no pueden generar ingresos. “Veo bien las medidas que tomó el Gobierno pero son insuficientes, contemplan a empresas de hasta 100 empleados ¿y el resto? Son empresas que tampoco están trabajando, la ayuda tiene que ser para todos”, precisó Miguel Rodríguez, vipresidente Pymi de la Unión Industrial Argentina (UIA).

El titular de la UIA, Miguel Acevedo,se había referido a la necesidad de abrirlos bancos. Las entidades financieras “son como las venas que dejan correr la sangre por el cuerpo. En muchos de los países que estamos viendo con problemas y en crisis, los bancos están considerados como esenciales por todo el movimiento que tienen que hacer”. Esto es vital para empresas que “están trabajando con restricciones, problemas logísticos y de insumos”.

Para un segmento de empresas más pequeñas, con dificultades para pagar salarios, el DNU establece beneficios adecuados en la parte laboral, indican fuentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Pero la cosa dista de ser una panacea. Pedro Cascales, vocero la entidad,sostiene que además de los sueldos, “el tema más serio es el diferimiento impositivo, porque los impuestos siguen venciendo, no hay ninguna postergación”.

La reapertura del clearing bancario, para las pymes tienen muchos problemas por los cheques de pago diferido, que se siguen debitando en las cuentas. “Los bancos sólo les están dando créditos a aquellos que tienen carpetas preaprobadas, haría falta una especie de descubierto automático para cubrir esos cheques”, estimó Cascales. El dirigente industrial José Urtubey, por su parte, consideró que “los REPRO y las medidas relacionadas con aportes patronales están bien orientadas”, sin embargo, estimó que “deberían darle automaticidad a los créditos” para que sean efectivos. Desde la Confederación General Económica (CGERA), su titular, Marcelo Fernández,recordó que “varios sectores productivos de todo el país se han pronunciado para solicitarle a la banca privada y pública que se siente de manera responsable a resolver los problemas que va a dejar esta pandemia”. Se refirió así a la necesidad de las pymes puedan tener en sus cuentas gran parte de los cheques depositados y negociados. “Sólo con el tema de los salarios o el esfuerzo fiscal que está haciendo el Gobierno, no va a alcanzar para salir rápidamente de la crisis”, enfatizó.

Mario Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio, destacó por su parte, que se trata de medidas positivas, que llevan un paliativo a la empresas, pero apuntó que “son necesarias medidas complementarias, como créditos a tasa 0%”. Pero enfatizó: “También estamos solicitando una salida gradual de la cuarentena para el sector económico, porque la situación del comercio y de la economía ya es muy complicada”, pero hacerlo con pautas de cuidado sanitario.

Fuente: Cronista