Alivio fiscal para que los comercios chicos acepten tarjetas de crédito y débito

La AFIP resolvió que comercios y microempresas, queden exceptuados de las retenciones online, como anticipos de IVA y Ganancias, en el cobro que efectúen a través de tarjetas de crédito y débito de cualquier concepto y monto.

Para acceder a este beneficio dichas empresas tienen que estar ins- criptas como microempresas en la página de la Administración Federal de Ingresos Públicos. La secretaría Pyme es la que certifica esa condición, y se basa en la facturación anual del contribuyente interesado. Se admiten firmas del rubro comercio que facturen hasta $ 19,8 millones al año o del sector servicios que lleguen a un facturación anual de hasta $ 5,8 millones de pesos.

Hasta hoy, las retenciones que les hacen los bancos a los comercios que reciben pagos con tarjetas es así:

Para tarjeta de débito, 0,5% por Ganancias; 0,5% por IVA; 2% por Ingresos Brutos y 1,3% por comisiones y aranceles. En total, una retención de 4,3% sobre la venta, que bajará a 3% con esta resolución, porque además el arancel bajó al 1%.

Para el caso de las tarjetas de crédito, el esquema actual era este: 3% por IVA; 1% por Ganancias; 2% por Ingresos brutos y 2,85% por comisiones y aranceles, es decir un total de 8,85%, que bajará a 4,15% porque la comisión baja al 2.15%.

En épocas de alta inflación es un respiro importante. Porque el comercio no pagará en el acto una parte de IVA y Ganancias, sino que tiene más días para afrontar esa obligación, con el consiguiente alivio financiero. Además, estas pymes tienen la posibilidad de acumular IVA por tres meses (sin costo financiero).

Para la AFIP, esto puede funcionar como un impulso para la formalización de muchas operaciones que hasta hoy se hacen en efectivo por la resistencia del comercio a aceptar la tarjeta, porque el descuento sobre la facturación era, como se ve, importante. De hecho el titular de la AFIP, Leonardo Cuccioli, reconoció meses atrás que el avance de los medios de pago electrónicos había contribuido a sostener la recaudación fiscal.

Además de este beneficio, la AFIP, a través de la resolución general 4408 confirmó que desde este miércoles se podrán pagar las propinas con tarjetas de crédito y débito.

La medida facilita el cobro de la propina a través de tarjetas porque exime a la operación de las retenciones de IVA y Ganancias que se le hacían a los comercios.

Hasta ahora, a los comerciantes se les retenía IVA y Ganancias sobre el monto total de lo pagado con tarjetas sin discriminar el valor de la propina. Pero, desde este miércoles, ese monto estará separado y no se le descontará ningún impuesto para no perjudicar al mozo.

Al momento de pagar, los clientes de restaurantes, bares o confiterías podrán decidir si incluyen la propina al pagar con tarjeta, con un tope del 15% del total de la factura. Si quieren dejar más, deberán hacerlo en efectivo.

Los proveedores de las terminales POS serán los encargados de informar al comerciante la codificación correspondiente para discriminar el cobro del consumo y de la propina. Y los clientes, sostuvo la AFIP, “informarán voluntariamente si desean incluir la propina en el pago con tarjeta cuando pidan la factura”.