Alberto fue duro con las alimenticias y avisó que se vienen medidas

El Presidente habló frente a empresarios de la cúpula local, agradeció los esfuerzos y fue ovacionado de pie. Sentenció que el Gobierno va a ser “inflexible” con los aumentos

El presidente Alberto Fernández almorzó con buena parte de la cúpula empresaria y dio un discurso en el que volvió a ser duro con el sector alimentos por aumentar precios, pese a los congelamientos de combustibles, tipo de cambio y tarifas. En las próximas semanas se anunciarán medidas referidas al tema. A su lado se sentó el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, quien fue totalmente elogioso para con Fernández.

Voceros de Casa Rosada afirmaron  que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, está siguiendo de cerca a las cadenas de valor de alimentos para encontrar las causas de los aumentos. “Habrá anuncios”, dijo una voz cercana al presidente, durante el almuerzo, organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), también presidido por Funes de Rioja.

Desde Desarrollo Productivo dijeron que hay malestar con algunos sectores, en particular con el azucarero. El azúcar durante enero registró aumentos del 14,7%. También comentaron que desde el Ministerio están estudiando a los sectores aceite y harina. En su discurso, Fernández no habló en público de las medidas pero si afirmó que el Gobierno va a ser “inflexible” con los aumentos.

Fue recibido con una ovación y de pie. Primero escuchó un discurso repleto de señales de apoyo a las políticas oficiales, a cargo de Funes de Rioja. Luego fue su turno y ahí alternó agradecimientos con llamados de atención. Excepto por el titular de la SRA, Daniel Pelegrina, los empresarios le dieron una buena recepción a sus palabras y volvieron a aplaudir al terminar, otra vez de pie.

Fernández arrancó conciliador: “En este escenario me escuchan personas que valoran la producción y no la especulación financiera. Precisan reglas claras para producir, exportar y ganar dinero, que es lo que hace un empresario. Veníamos por una senda en la que eso no ocurría y se le daba más importancia a la especulación, hasta que se terminó perdiendo el crédito y el consumo. Cuando Funes de Rioja me cuenta que el sector alimenticio usa el 40% de su capacidad instalada, me deprimo”.

Y agregó: “En estos 90 días, giramos para no caer al precipicio. Arrancamos con un programa para los más necesitados. Si les das una mano al que está peor, después todo mejora. Lo pudimos hacer gracias al apoyo de los empresarios, tanto de la Copal, como del agro y la industria. Estamos agradecidos”.

Luego, Fernández volvió a disparar contra los empresarios alimenticios: “El sector alimenticio tiene que hacer una revisión. Ayudamos a la recuperación frenando tarifas, dólar y combustibles, abriendo el crédito. No es posible que los precios sigan subiendo. Vamos a ser inflexibles”.

Los empresarios apoyaron el discurso. El presidente de Adeba, Javier Bolzico, pidió no mirar lo pasado en materia de tasas y dijo: “Nos sentimos incluidos en el agradecimiento y el llamado a apoyar la producción, porque venimos acompañando la baja de tasas en estos 90 días. Estamos viendo mucho movimiento en las líneas pyme al 40%. El agregado del crédito viene lento, es cierto, pero eso se va a reactivar cuando repunte la actividad”.

El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, afirmó: “Es evidente que el Gobierno tiene información de que los alimentos no están bajando lo que deberían haber bajado. La inflación no beneficia a nadie, nosotros tenemos la misma preocupación acerca del problema y creo que en los próximos meses, ya absorbida la vuelta del IVA, los precios van a desacelerar”.

Fuente: BAE