Alberto Fernández puso en marcha la campaña y María Eugenia Vidal se metió de lleno en la pelea

Alberto Fernández puso en marcha la campaña y María Eugenia Vidal se metió de lleno en la pelea

Apenas cerradas las listas de candidatos para las PASO, se puso en marcha la campaña. Alberto Fernández encabezó un acto oficial en el Gran Buenos Aires, que incluyó una nueva carga contra la oposición y contó con la presencia de candidatos. Desde Juntos por el Cambio, fue llamativa la primera incursión proselitista de María Eugenia Vidal, con mensaje nacional y no atado a la disputa en el distrito porteño.

El Presidente venía mostrando un papel activo antes del comienzo formal de la disputa electoral. Pero esta vez, fue evidente que la actividad oficial gira sin vueltas a la campaña. Estuvieron en lugar destacado los dos primeros de la lista, Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, además de los funcionarios vinculados con el anuncio presidencial.

La cita fue en la localidad de Merlo, para anunciar el relanzamiento de un plan de viviendas. Asistieron también Axel Kicillof y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, entre otros. De todos modos, desde el oficialismo se dejó trascender que será destacada la exposición de Cristina Fernández de Kirchner en actividades con el gobernador y en actos políticos sin pretexto de gestión.

“Cuando llegamos al Gobierno, estaba paralizado el 70% de la obra pública”, dijo Alberto Fernández. Ese será uno de los ejes del discurso. Y agregó que la gente debería preguntarse si quiere un Estado que se “enamora” del FMI o el que “se planta, se pone de pie y le dice (al Fondo) que no hará sufrir más a los argentinos”.

El Gobierno se plantea una campaña polarizada con la oposición y con foco en Mauricio Macri y su gestión. Y juega los últimos esfuerzos para extender a distritos conflictivos la línea de lista única para las PASO. El caso más significativo es Santa Fe, donde el ministro Agustín Rossi se enfrenta con el sector del gobernador Omar Perotti.

En cambio, en Juntos por el Cambio empiezan a moverse los candidatos que compiten en las primarias más significativas: en Capital y en la Provincia de Buenos Aires. Un interrogante central es el papel de Vidal, porque está claro que será uno de los blancos del oficialismo. La respuesta es que la ex gobernadora bonaerense buscaría nacionalizar la disputa.

Vidal ya había salido a cruzar a Gollán. Pero además respondió con dureza a Cristina Kirchner, quien había contrapuesto la “rudeza” del peronismo frente a las posiciones publicitarias de la oposición. “Definamos qué es ser rudo. ¿Decirles imbéciles a la oposición, nazis, fascistas?; ¿Sacar a patadas en el culo a los narcos de los barrios o insultarte por televisión?”, dijo, como anticipo de la polémica sobre temas tales como la seguridad.