Albamonte, presidente de Howard Johnson: “Necesitamos que haya seguridad jurídica e infraestructura”

La cadena hotelera Howard Johnson tiene presencia en más de 90 países a través de 20 marcas distintas. En Argentina se encuentra hace más de 20 años y cuenta con 43 hoteles en distinto tipo de lugares, en especial, están ubicados en Buenos Aires y Córdoba. También está desarrollando localmente la marca Days Inn. En una entrevista con BANK MAGAZINE, Alberto Albamonte, presidente y socio estratégico para Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile, cuenta por qué la estrategia es orientarse a priorizar la incorporación de los centros de convenciones y ampliar el mercado de turismo en el país.

Por Mariano Jaimovich

-¿Cómo definiría a Howard Johnson Argentina?
-Es la cadena hotelera más grande del país, en la que nos enfocamos a dar franquicias, operación y administración de hoteles. Entre los 43 hoteles que tenemos, 6 están ubicados en Capital Federal, 14 en provincia de Buenos Aires y 9 en Córdoba. Apuntamos tanto al segmento turístico como también al corporativo.

Albamonte, presidente de Howard Johnson: “Necesitamos que haya seguridad jurídica e infraestructura para poder crecer a un ritmo más sostenido”

-¿En qué ejes de crecimiento están trabajando?
-Estamos abocados al incremento de eventos corporativos, cuyo segmento representa el 70% de la facturación, mientras que el 30% restante es turismo. Por eso, estamos construyendo hoteles con centros de convenciones grandes y ampliando los que ya están hechos.
En general, cada empresa tiene su estrategia, pero no por nada somos la cadena más grande de Argentina. Nuestras claves fueron mucho trabajo, seriedad, siempre hacer estudios de mercado previos y capacitación.

-¿Cuáles son las inversiones que están desarrollando en el país?
-En lo que falta de este año, abriremos 5 nuevos hoteles Howard Johnson y Days inn: estamos haciendo uno de los más grandes de Buenos Aires en La Plata, también abriremos un Days Inn en Zarate, en frente de la planta de Toyota, y Howard Johnson en Rio Negro, Tandil y Resistencia (Chaco). El objetivo es llegar a los 50 hoteles para abril del año que viene.

-¿Cómo ven el ambiente doméstico para invertir?
-Si bien cada hotel es un universo distinto, para graficar la pregunta puedo decir que nosotros tenemos en la actualidad 25 hoteles en construcción, que se abrirán antes de 2021 en distintos lugares, y estamos creciendo a un ritmo sostenido.

-Para dar una idea, ¿cuánto dinero implica abrir un hotel de categoría como el de ustedes?
-Estamos invirtiendo arriba de u$s150 millones en todos los proyectos. Para dar una idea, la referencia del costo de construcción es de entre u$s50.000 a u$s200.000 por habitación, y los hoteles disponen de entre 50 a 300 habitaciones.

-¿Cómo se encuentra hoy el sector turístico?
-En turismo creemos que habrá un crecimiento muy grande, por lo que destacamos las políticas del Gobierno de incorporar más conexión de líneas aéreas, ya que éstas son fundamentales para incrementar el flujo de turistas por la gran extensión que tiene el país.
De hecho, si no hay infraestructura no hay negocios, es como la gallina y el huevo, por eso vimos que había una falencia en este tema y lo estamos desarrollando. Toda Argentina tiene enormes posibilidades de crecimiento en turismo, es muy grande el territorio y hay diversidad de lugares.

-¿Cuáles son las claves para crecer y mejorar en este sector?
-Somos los autores de la carrera universitaria de Hotelería, donde ya hay 7 universidades en esta materia y tienen características universales para poder trabajar en cualquier país del mundo sin revalidar el título. La capacitación es fundamental para crecer y desarrollarse.

-Al respecto, ¿cómo califica las políticas del estado en el desarrollo de este rubro?
-La política del Estado es adecuada y correcta, lo único que conspira contra el crecimiento es la terrible presión tributaria contra el empresario argentino. Tenemos alícuotas que son únicas en el mundo.

¿Y a nivel político cómo influye la situación del país en el desarrollo hotelero?
-Tomo con pinzas las promesas electorales, hay que ver qué hace el gobierno que vendrá. Seguimos trabajando e invirtiendo independiente de quién sea el próximo Presidente. Lo que sí, nosotros necesitamos que haya seguridad jurídica e infraestructura para poder crecer a un ritmo más sostenido. Creo que vamos por el buen camino.-