Ahorro o inversión una decisión saludable para nuestras finanzas

Ahorro o inversión una decisión saludable para nuestras finanzas

Son dos opciones que pueden aumentar o estabilizar la propia economía. Por dónde empezar.

Gestionar bien las finanzas personales y mantener una buena economía genera tranquilidad, particularmente en tiempos de crisis e incertidumbre. Esta estabilidad puede llegar a través del ahorro e inversión, dos conceptos que van ligados pero que se entienden de manera diferente. Qué significa cada uno y cuál conviene más para hacer rendir el dinero.

Ahorrar e invertir son decisiones responsables para nuestras finanzas en el futuro, pero para saber cuál nos conviene, primero es necesario conocer el significado de cada una de las palabras, reconocer la diferencia y la conexión entre ambas.

El ahorro es la diferencia existente entre los ingresos y egresos que obtiene una persona o familia en un plazo determinado. Específicamente, al ejercicio en el cuál una persona ajusta sus gastos de manera tal que no excedan sus ingresos.

El fin de este excedente puede tener distintos destinos. Los mismos en general están asociados a un gasto futuro, como un viaje por ejemplo, o un fondo de previsión para eventuales emergencias o gastos extraordinarios.

En cambio, una inversión, si bien comienza de la misma manera que el ahorro, una vez logrado ese excedente, el objetivo es incrementarlo. Puntualmente, es el ejercicio por el cual una persona renuncia a un consumo actual en pos de obtener beneficios futuros.

“Ahorrar el dinero sin ponerlo a trabajar, en un país inflacionario como es la Argentina, no tiene sentido. La idea es que uno ahorre e invierta ese dinero para tener más poder adquisitivo y así consumir más en el futuro”, explicó el analista de finanzas y Head of Research de Inviu, Diego Martínez Burzaco.

Por su parte, el analista financiero, Nicolás Lo Valvo, de Balanz Capital indicó que “el gran error es pensar que por el solo hecho de ahorrar, se esta Invirtiendo. El dinero quieto, corre el riesgo de perder su valor a lo largo del tiempo. Existente distintas variables que pueden amenazar a nuestros ahorros “.

“Localmente la inflación y la depreciación de nuestra moneda contra el dólar son los principales enemigos. Sin embargo, existen distintas herramientas con las que pueden contar las personas para preservar el valor de sus ahorros e incluso incrementarlos”, destacó Lo Valvo.

Considerando ambos conceptos, se puede concluir que invertir es mejor que ahorrar. Así que ahora la pregunta es: ¿cómo hacerlo?

Se puede invertir dinero en diferentes rubros, a través de la adquisición de una casa, poniendo un negocio o comprando productos financieros. Acceder a este mundo es posible para todo tipo de perfiles, desde los que buscan un bajo riesgo hasta aquellos que quieren tener un porcentaje de rendimiento más alto, lo cual se logrará tomando más riesgos.

Estas son algunas recomendaciones a considerar:

Hacer un presupuesto para saber cuánto dinero se puede invertir
Fijar una meta y el plazo para conseguirla

Investigar y comparar los productos financieros en los que se puede invertir: características, rendimiento de ganancia y riesgo.
Diversificar el dinero. Colocar los ahorros en más de un producto financiero, así se reduce el riesgo.

Antes de poner a trabajar el dinero, también es recomendable acudir con un asesor financiero independiente o un intermediario del mercado (puede ser un banco, una casa de bolsa, entre otros), que hará un diagnóstico del tipo de inversor que es uno y establecerá las metas dependiendo de los plazos o edad según quien.

Para Invertir, también es importante aclarar que no se necesita tener una gran cantidad de recursos, se puede arrancar hasta con $ 1.000.
Opciones de inversiones en pesos

“La caja de ahorro no ahorra. La inversión más básica es invertir los pesos destinados a gastos mensuales en algún Fondo Money Market. El mismo da la posibilidad a los ahorristas de resguardar el valor de su dinero con la posibilidad de retirar los fondos necesarios en el mismo día, sin costos de suscripción o rescate. Esta estrategia funcionaría para el cliente como una caja de ahorro remunerada “, detalló el analista de Balanz Capital.

En tanto, sugirió que para quienes tengan necesidad de disponer pesos en el mediano plazo y quieran invertirlos con cierta cobertura lo hagan, o bien a través de Fondos Inflation Linked o vía Fondos Dólar Linked. De esta manera se obtendrán rendimientos similares o superiores a la tasa de inflación y cobertura contra la devaluación del tipo de cambio oficial, respectivamente. Ambas estrategias son ideales para combatir a los principales enemigos del ahorro.

Otra opción son lo Cedears, unos instrumentos de renta variable que representan acciones de compañías que cotizan en el extranjero.

“Lo más interesante es la cobertura que brindan estos instrumentos al seguir las fluctuaciones de la cotización del dólar contado con liquidación. Hoy en día existe un gran volumen de operación de dichos certificados, incluso más que las acciones locales, lo cual garantiza una buena liquidez. Es ideal para aquellos inversores que quieran conseguir grandes retornos evitando el riesgo local al invertir en compañías internacionales de primera línea”, indicó Nicolás Lo Valvo.

Para Martínez Burzaco, en el cortísimo plazo la inflación le va seguir ganando al dólar oficial, “por lo tanto ajustada en ese sentido recomiendo inversiones en bonos ajustados con la inflación de corto plazo, dentro de lo que es la curva de bonos soberanos de la Argentina”, dice.

Con una visión más de mediano plazo, Martínez Burzaco recomendó diversificar optando también por Cedears en el mercado argentino, que tienen atractivo por la variedad de empresas que hay hoy cotizando, y adicionalmente el contado con liquidación que está en un precio bajo y estable y va perdiendo contra el avance de la inflación. “Es una buena oportunidad de dolarizar con los pesos”, destacó.

Para el experto en finanzas, Nicolás Lo Valvo, otro grave error que se comete en la Argentina, es pensar que comprar dólares es invertir . “Ninguna moneda en el mundo está a salvo de variables que pueden depreciar su valor. Es verdad, que posicionarse en dólares es un resguardo contra la pérdida de valor de nuestra moneda”.

“Sin embargo, a raíz de la brutal emisión monetaria que está realizando la reserva federal norteamericana para contrarrestar las consecuencias de la pandemia, el dólar se está devaluando frente a otras monedas o commodities. Hoy en día, el dólar esta en su nivel más bajo desde el 2018 y se espera que siga depreciándose”, apuntó.

Opciones de inversiones en dólares

En el contexto actual localmente conviene, con ahorros en dólares, posicionarse en bonos corporativos argentinos en dicha moneda.

“Existe un abanico de oportunidades en la parte corta y media de la curva. Encontramos excelentes créditos con rendimientos entre un 4% y 6% sobre compañías como Arcor 2023 o Tecpetrol 2022 para los clientes más conservadores y rendimientos entre un 10% y un 17 % para aquellos con mayor aversión al riesgo sobre empresas como Transportadora Gas del Sur 2025, AES 2024 o Genneia 2022 “, destaca el analista.

“En síntesis, la diferencia entre el ahorro y la inversión radica en incrementar el valor del capital. Para lograr ese incremento hay que invertir de manera inteligente. En primer lugar, utilizando herramientas para resguardar el ahorro. En segundo lugar, encontrando instrumentos acordes a nuestro perfil que no solo resguarden si no que generen renta sobre nuestro capital “, finalizó.

Fuente: Clarin