Ahorristas renuevan menos depósitos y van al menor plazo

Los depósitos privados a plazo en pesos cayeron 3% nominal (casi 9% real) en septiembre aunque, en el caso de los ahorristas comunes, los bancos incrementaron en hasta 3 puntos (del 56 al 59% anual) la tasa que ofrecen por mantener ese tipo de colocaciones o realizar nuevas.

A su vez, las imposiciones que se pactan (sean nuevas o renovaciones) se hacen cada vez más cortas, lo que provoca que el 75% de los depósitos a plazo fijo ya estén constituidos al menor plazo posible, cuando a fin es de 2018 ese porcentaje -aunque ya alto- no llegaba al 66%.

En los bancos, por su parte, coinciden en describir que la principal baja que sufre este stock, deviene de la sostenida tendencia a dolarizarse de ahorristas pequeños, aprovechando que la nueva versión del cepo les dejó abierta la posibilidad de adquirir hasta US$10.000 por mes.

Por el contrario, los depósitos a la vista crecieron casi 8% (unos dos puntos por encima de la inflación estimada). Los analistas aclaran que tanto las cancelaciones como el traspaso de fondos indisponibles a disponibles exhiben la natural cautela con que los depositantes suelen seguir los avatares de cualquier elección presidencial.

Incluso se muestran algo sorprendidos de que estos movimientos sean acotados, por ahora, tomando en cuenta las particularidades del actual proceso, que se da en el marco de una marcada estanflación, con un esquema de contracción monetaria que deja menos pesos en circulación. Pero, además, con el candidato que quedó mejor posicionado de cara al comicio (Alberto Fernández) criticando los ingresos que los bancos obtienen por sus inversiones en Letras del Liquidez (Leliq) del BCRA, que son hoy la principal fuente de repago de esos depósitos.

“La evolución de los depósitos en pesos diría que fue mejor a la que esperaba, aunque supongo que a eso ayudó que las tasas se mantuvieran atractivas, Si hacia adelante se insiste con su baja, antes de una estabilización de la inflación y la economía, podemos ver un desarme mayor de estas colocaciones, algo con lo que no jugaría tomando en cuenta que hay el equivalente a 9000 millones de dólares en plazos fijos minoristas en pesos que podrían verse tentados a usar su limite todos los meses”, apuntó el economista Eric Ritondale, de la consultora EconViews.

LA NACIÓN