Advertencia global del HSBC: las empresas sólo ganarán un 5% más en 2020

“No sea complaciente con las ganancias”. Esa es la advertencia que lanzó el HSBC a los inversores, a los que recuerda que aún hay muchos riesgos que pueden afectar a las bolsas del mundo y que no se pueden obviar, sobre todo porque podrían hacer que 2020 sea un ejercicio “sin brillo”.

El banco británico es pesimista sobre las ganancias empresariales, y augura que serán mucho menores de lo esperado. Incluso, prevé una batería de ‘profit warning’ el próximo año.

La entidad elaboró un informe con su estrategia en renta variable, y hace hincapié en los riesgos que acechan a las ganancias corporativas. En concreto, HSBC habla de la desaceleración económica mundial y de las tensiones comerciales entre EEUU y China, que aún no se han resuelto. Dos elementos que, unidos a la incertidumbre política que hay “por todas partes” (Reino Unido, Turquñia, Argentina y España son solo ejemplos), a la debilidad del sector manufacturero y a la falta de munición de la política monetaria y fiscal, hacen que haya que repensarse las previsiones para 2020.

“El consenso estuvo dispuesto a ignorar estos riesgos, y prevé un crecimiento del 10% del beneficio por acción en 2020. En cambio, nosotros esperamos un crecimiento inferior al 5%”, dicen los analistas del banco británico, que sugieren que “los recortes para el próximo año podrían ser mayores que la media”. Es decir, cree que habrá muchas revisiones ante las altas expectativas que aún se mantienen pese a los vientos en contra.

“Los recortes en las previsiones de beneficios para 2020 son inminentes”, afirma HSBC, que cree que eso será una consecuencia de lo ocurrido en la temporada de resultados del tercer trimestre, que ha arrojado “pocos resultados positivos” porque a pesar de que la mayoría de las empresas han ganado dinero, lo cierto es que “los números absolutos son pobres”. Esto “no ha contribuido a mejorar el optimismo general”, dicen los expertos del banco, que se muestran preocupados por la complacencia de los mercados, que ha hecho que las bolsas hayan “repuntado con fuerza en las últimas semanas, volviendo a máximos históricos, a pesar de que las revisiones de los beneficios se han suavizado una vez más”.

¿QUÉ DEBEN HACER ENTONCES LOS INVERSORES?

Ante esta situación, y con la previsión de que haya una “subida limitada” en la renta variable, HSBC recomienda a los inversores “adoptar una postura defensiva” en bolsa para protegerse de las posibles caídas. “En nuestra opinión, las perspectivas de beneficios para 2019 y 2020 siguen siendo demasiado optimistas y están sujetas a nuevos recortes”, dice la entidad en el mencionado informe.

El banco británico sobrepondera EEUU, pese a que ve un “gran riesgo” en las elecciones presidenciales que tendrán lugar en noviembre de 2020, y también los mercados emergentes, donde “las acciones se negocian con un considerable descuento”. No obstante, infrapondera Europa ya que la debilidad de los datos macro “sigue dejando a la zona vulnerable”. Como dice HSBC, “el panorama general sigue siendo relativamente sombrío, y es evidente que un entorno de mayor incertidumbre económica y política sigue afectando a las empresas europeas”.

Además, dice que en momentos como este la mejor estrategia es la de comprar valores defensivos, como utilities o bienes de consumo, frente a los cíclicos de sectores como materiales o industria.

Bolsamanía